aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




“Empresas mexicanas acogieron a etarras”

Ana Anabitarte Corresponsal| El Universal
Miércoles 22 de octubre de 2008
El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón cree que varias empresas madereras mexicanas acogieron a miembros de la organización terrorista vasca ETA en 2001 y 2002, tras haber huido de España

MADRID.— El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón cree que varias empresas madereras mexicanas acogieron a miembros de la organización terrorista vasca ETA en 2001 y 2002, tras haber huido de España.

Según el magistrado cuatro empresas madereras facilitaron la documentación necesaria a los etarras Juan Ángel Otxoantesana, Juan Carlos Artola y Félix Salustiano García para que pudieran residir de forma legal en el país. Indica que los tres procesados tenían “puestos en los órganos de gestión” en las empresas madereras.

En un auto de 16 páginas hecho público ayer, Garzón dicta un auto de procesamiento contra estos tres etarras y cuatro más, a quienes acusa de ser relevantes dirigentes de ETA en México.

El juez asegura que durante esos dos años ETA tenía en nuestro país “una estructura estable plenamente desarrollada”. Y de los siete imputados en el auto dice que obedeciendo órdenes “de la dirección de ETA en Francia”, se encargaban de dar apoyo logístico y financiero a los activistas de la organización huidos a México.

 

Según el magistrado los etarras recibieron entre los años 2001 y 2002 más de 209 mil dólares para financiar a miembros del grupo separatista vasco que residían en México.

El juez relata que recibían ese dinero procedente de Francia a través de distintas vías: utilizaban cuentas bancarias en entidades financieras mexicanas abiertas bajo identidades falsas, y cuentas corrientes de ciudadanos mexicanos quienes “con pleno conocimiento y voluntad” cobraban cheques librados por etarras con una identidad falsa.

 

Según Garzón, Juan Carlos Artola Díaz era el responsable de ETA en México mientras el resto se ocupaba del estado en el que residía.

Salvo Otxoantesana Badioloa, todos fueron detenidos por las autoridades mexicanas en 2003 y extraditados a España en 2006.

Otxoantesana fue condenado en Francia por blanquear dinero de ETA en México procedente del llamado “impuesto revolucionario”.

 

 



comentarios
0