aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




En la sombra, el poder de ‘El Mayo’

JUAN VELEDÍAZ | El Universal
Miércoles 22 de octubre de 2008
Las disputas con sus antiguos socios y las rupturas de añejas coaliciones han obligado al ‘capo’ a recluirse; ahora, sólo se habla de él cuando alguno de sus operadores es detenido

juan.veledíaz@eluniversal.com.mx

La mañana del martes 3 de junio del 2008, Ismael El Mayo Zambada fue noticia en casi todos los informativos matutinos de radio y televisión de Culiacán. En menos de una hora, la policía local había sido alertada de la aparición de dos narcomantasen las que estaban escritos mensajes dirigidos al capo del llamado cártel de Sinaloa.

La primera estaba en un puente del bulevar Sánchez Alonso y avenida Josefa Ortiz de Domínguez, en la zona comercial Tres Ríos; decía: “Mayo Zambada, como en los viejos tiempos, sigues teniendo miedo a El Chapo Guzmán. Ahora que mataste al hijo y al sobrino, ¿quién te va a defender? El Señor de los Cielos ya no está y el Odiado del Mal y la Mula Prieta sólo matan inocentes como el pobre de Edgar, del César y el Arturo”.

El mensaje hacía alusión a la muerte ocurrida semanas atrás de Édgar Guzmán, hijo de El Chapo Guzmán, y de Arturo Meza Cázares, hijo de Margarita Cázares, conocida como La Emperatriz y señalada por las autoridades como parte de la organización; ambos jóvenes habían sido abatidos junto con otro amigo fuera de un centro comercial de la capital sinaloense.

La otra manta estaba en el Puente Negro, construcción considerada como uno de los emblemas de la ciudad, y decía: “Chapo Guzmán, matan a tu hijo y sigues siendo amigo de los asesinos. No tienes vergüenza, cómo te ha cambiado Nachito Coronel. Te mangonea a su antojo y todo porque te mantenga. Inteligente el Rey Zambada: ustedes matando municipales, estatales y ministeriales, y él bajando efedrina y cocaína en el aeropuerto de la ciudad de México”.

De acuerdo a las autoridades locales, los mensajes de sus adversarios trataban de atribuirle a El Mayo la autoría de la muerte del hijo de El Chapo, en un intento por detonar una confrontación entre ellos. No quedó claro si lo lograron, pero exhibieron que uno de los puntos principales en las operaciones del grupo de Zambada se localiza en el aeropuerto capitalino, donde el encargado del control de las cargas sería su hermano, Reynaldo Zambada García, El Rey Zambada, quien tuvo el mismo bajo perfil que los hermanos Beltrán Leyva en los 90, cuando formaban parte de la alianza de sinaloenses aglutinada alrededor de Amado Carrillo Fuentes. La muerte en 1997 de El señor de los cielos reconfiguró nuevos liderazgos donde El Mayo, junto con Juan Esparragoza Moreno El Azul y Vicente Carrillo Fuentes quedaron como referentes hasta 2001 cuando la fuga de El Chapo devino a una reconfiguración de las alianzas.

La ruptura de estas alianzas colocó a El Mayo —quien sigue aliado con sus socios: El Chapo Guzmán, Ignacio Coronel y El Azul Esparragoza— como objetivo de los Carrillo Fuentes quienes, en otra narcomanta aparecida en julio pasado también en Culiacán, le recordaron que cuando empezó, Amado “le había dado de comer” y le ayudó para operar en “el negocio”. Le reprochaban por “traidor” y por haber “olvidado” las ayudas que el clan de Navolato le dispensara en sus inicios.

El Mayo Zambada es considerado por sus paisanos sinaloenses como “el último reducto de generosidad” que distinguió en otro tiempo a los viejos capos del narcotráfico. Nació hace 60 años en El Álamo, comunidad con no más de mil habitantes localizada a menos de cinco kilómetros de El Salado, distante a menos de una hora al sur de Culiacán.

Hasta hace unos años, cuentan algunos reporteros de medios locales, solía aparecerse por El Álamo, pero a raíz de las disputas con sus antiguos socios, su estela pasó a ser imperceptible, ya que sólo se habla de él cada vez que se cae alguno de sus operadores, como ocurrió en 2003 con Javier Torres Félix, El JT, extraditado el año pasado, o en los cateos a los ranchos propiedad de su familia en Quilá y Culiacán. Hoy día, su hijo Ismael Zambada Niebla es considerado el principal operador de Ignacio Nacho Coronel, con quien les une una añeja amistad que data desde finales de los años 70.

 



comentarios
0