aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Decapitados y ‘narcomensajes’, estrategia de terror de sicarios

Silvia Otero| El Universal
Domingo 08 de junio de 2008

[email protected]

Han transcurrido 26 meses desde que en México aparecieron los primeros decapitados con narcomensajes. Una estrategia que siguen empleando los sicarios de los cárteles de la droga, que hasta la fecha han dejado una estela de crímenes con alguno de estos sellos en nueve entidades del país, en casos que también se registran en la frontera sur, hoy un territorio en disputa.

“Para que aprendan a respetar”, fue el mensaje que apareció la mañana del 20 de abril de 2006 en Guerrero, junto con las cabezas del comandante Mario Nuñez y el policía estatal Alberto Ibarra, clavadas en las rejas de las oficinas de la Secretaría de Finanzas del estado.

De acuerdo con un informe de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal, este es el primer caso documentado de este tipo en el país, en lo que la dependencia califica como “una estrategia mediática de terror” que lo mismo utilizan los cárteles de Sinaloa y del Golfo.

Este fue el inicio de una secuela de ejecuciones, en las que las víctimas fueron decapitadas. Tan sólo durante 2006, en Michoacán se registraron 17 crímenes de este tipo, cuya autoría se adjudicó el grupo armado y de asesinos a sueldo autodenominado La Familia, que trabaja al servicio del cártel del Golfo en esa entidad.

Aunque el caso más violento se reportó el 7 de septiembre de 2006, cuando las cabezas de cinco personas fueron arrojadas a la pista de baile del bar Sol y Sombra ubicado en Uruapan, Michoacán. Junto a ellas lo sicarios dejaron la leyenda: “La Familia no mata por paga, no mata mujeres, no mata inocentes, se muere quien debe morir, sépanlo toda la gente, esto es: justicia divina”.

Las huellas de esta violencia extrema en más de dos años, se han dejado también en otros estados. Ayer en Villahermosa una cabeza humana cercenada fue dejada frente a las instalaciones del diario el Correo de Tabasco y el cuerpo estaba en la ranchería Anacleto Canabal; uno de los mensajes decía: “Esto le va a pasar a los que andan poniendo dedo. El Ejército no les a a ayudar”.



comentarios
0