aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




‘Cavan’ tumba online

CINTHYA SÁNCHEZ| El Universal
Domingo 01 de junio de 2008
Jóvenes menores de 22 años de todo el mundo recurren a internet en busca de métodos para quitarse la vida. Por lo menos hay 500 mil sitios con ‘manuales’ o frases de aliento para detenerlos; también se puede pactar con otra persona una fecha para morir

cinthya.sanchez@eluniversal.com.mx

 

Abre el buscador de Google. El cursor pulsa. Escribe la frase: Me voy a suicidar. ¿Alguien gusta? La respuesta es inmediata. A los pocos segundos, Pili de 11 años se encuentra con más de 265 mil ligas en español que la llevan a páginas donde miles de jóvenes comparten manuales para suicidarse, experiencias dramáticas de intento de suicido, historias de depresión o frases de aliento para detenerlos. blogs escritos por jóvenes que marcan fechas tentativas para matarse y que en algunas ocasiones buscan en la red dos cosas: que alguien los detenga o que los apoyen y en internet encuentran las dos posturas.

La macabra tendencia no es mexicana, sino global. En los sitios en español donde se habla de suicidio participan jóvenes de toda Latinoamérica y España. Donde además del idioma comparten sus deseos por matarse y la edad, la mayoría son muy jóvenes, muchos menores de 22 años.

 

En los casos más graves acuerdan su muerte por internet. “Todo es horrible, quiero morir. ¿Quién quiere morir conmigo?”, dice un mensaje en una sala de chat japonesa. En ese país desde 2003 por lo menos 100 jóvenes se han suicidado en grupos, tras acordar su muerte por internet.

 

En Inglaterra se teme que los jóvenes que se están suicidando reciben un tributo en internet. El caso más sonado y documentado es el de Natasha Randall, de 17 años, que fue encontrada ahorcada en la habitación de su casa y que según la policía británica, a las pocas horas de su muerte se formó un sitio en internet con su nombre en el que 3 mil jóvenes más le rindieron tributo mediante fotografías y poemas.

 

Natasha era de Gales, donde se registran hasta siete muertes por año de jóvenes que comparten su tendencia en páginas como MySpace. Las otras víctimas relacionadas supuestamente con el caso son Dale Crole, de 18 años, desaparecido en septiembre de 2006, y cuyo cadáver fue hallado en enero de 2007, Davil Dilling de 19 años, encontrado ahorcado en febrero de 2007, Thomas Davies que se ahorcó con 20 años en febrero de 2007, Z. B., de 17 años también ahorcado, Liam Clarke de 20 años, ahorcado, y Gareth Morgan de 27 años quien también se ahorcó.

 

El caso de Natasha ha abierto la posibilidad de que existan cibersuicidios y que los jóvenes además de compartir canciones en la red también describen gráficamente métodos de suicidio, recomendándose dosis exactas para hacer que ciertos medicamentos resulten fatales.

 

 

 

Investigación del tema

Un equipo de la Universidad de Bristol ha investigado las páginas que hablan sobre suicidio en la red. Utilizaron como fuente cuatro de los buscadores más populares Google, Yahoo y MSN e introdujeron como términos de búsqueda las frases “suicidio”, “métodos de suicidio”, “suicidio sin dolor”, “suicidio rápido” o “cómo matarse”.

De un total de 480 páginas, 90 fueron sitios dedicados exclusivamente al suicidio y la mitad se dedica a promoverlo y facilitarlo. Otros 43 sitios contienen información sobre los métodos para suicidarse, e incluyen las ventajas e inconvenientes de cada uno, pero no animan a los internautas a quitarse la vida.

El resto de páginas hablaba del suicido en términos de broma. En el otro extremo, los investigadores también encontraron webs (en concreto 62) centradas en el suicidio pero con la intención de prevenirlo.

 

Para Nely Glat, sicoterapeuta y tanatóloga, la mayoría de estos jóvenes pertenecen a países desarrollados y tienen no sólo depresión sino trastornos de personalidad. En estos grupos hay generalmente el dominador y el dominado.

El dominador es narcisista o con trastorno paranoide y el dominado es pasivo o codependiente, pero en ambos casos son vulnerables.

 

“Puede ser gente muy aislada que por fin encuentra sus pares sólo a través de internet. Son personas que al hacer un pacto suicida por la red trasciende su muerte. Los que se contactan generalmente están separados geográficamente lo que limita el rescate entre sí mismos”, dice.

 

La prevención es importante, pues estas páginas hacen muy vulnerables a quienes las visitan con una idea suicida, pero que no se atreven a hacerlo, pues al leer esto sin darse cuenta naturalizan la idea de muerte.

 

La sicoterapeuta y tanatóloga recomienda a sus colegas que pregunten a los jóvenes con tendencia suicida si están visitando estos sitios, ahora debe ser una obligación averiguarlo pues el suicidio ha tomado nuevas tendencias y el miedo de morir solo es un miedo universal.

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el promedio de suicidios se ha incrementado 60% en los últimos 50 años, en particular en los países en desarrollo.

Los casos de suicido son actualmente una de las tres principales causas de muerte entre los jóvenes de 15 a 34 años.

La OMS y la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (AIPS) consideran que el factor que más predispone es la depresión, pero que hay otros muchos que aumentan la propensión al suicidio, como trastornos bipolares, abuso de drogas y alcohol, esquizofrenia, antecedentes familiares, contextos socio-económicos y educacionales pobres o una débil salud física.

 



comentarios
0