aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




SNTE traza su plan de revolución educativa

Nurit Martínez| El Universal
Viernes 25 de abril de 2008
Combatir desigualdad, rezago y mejorar calidad, principales metas

[email protected]

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) tiene trazadas cinco grandes “líneas de acción estratégica” de lo que será la “revolución educativa” en México.

La propuesta pretende transformar la educación a partir de tres cruzadas contra la desigualdad, el rezago y calidad de la educación.

“No puede haber educación de primera y de segunda. No debe ser que los que menos tienen y más necesitan tengan las peores escuelas, los peores equipos, los maestros menos capacitados.”

A tres semanas de que el presidente Felipe Calderón Hinojosa afirmara que su gobierno emprenderá una “revolución” integral educativa, el SNTE aprobó, en su pasado consejo nacional, que la comisión del sindicato defina los criterios para iniciar esas cruzadas como punta para que se realice esa reforma a la educación básica.

En el documento ejecutivo “Un nuevo modelo educativo para el México del siglo XXI”, el SNTE recupera en su mayoría la propuesta construida en su IV Congreso Nacional de la Educación, en el que se establece que el “compromiso” del sindicato del magisterio es con “esta revolución educativa, con la calidad de la educación y el fortalecimiento de la escuela pública”.

La dirigencia del SNTE, que encabeza Elba Esther Gordillo Morales, enfatiza que una de las cinco líneas de acción de la propuesta consiste en que dicha revolución educativa se transforme en una política de Estado y de nación.

Para ello propone que en dicha política de Estado participen los tres poderes de la Unión, así como los tres niveles de gobierno; el conjunto de las dependencias y entidades de la administración pública; así como el conjunto de actores sociales y económicos.

Establece que de igual manera deben participar las organizaciones e instituciones sociales (empresas y sindicatos); los centros de investigación, académicos e intelectuales, y los medios de comunicación.

En tanto que la última de las estrategias sugeridas consiste en ubicar a la escuela como el espacio más importante para el desarrollo social de las comunidades.

“La escuela debe asumirse como el centro para el despliegue de una política social efectivamente capaz de combatir la pobreza y la marginación”.

El sindicato, que agrupa a más de millón y medio de maestros que laboran en más de 110 mil escuelas de educación básica del país, define que la escuela también debe apoyar acciones de salud, nutrición, convivencia armónica, de recreación y de deporte.

A partir de eso es que proponen que para mejorar la calidad de la educación y el desempeño de los estudiantes en el salón de clases se tienen que iniciar tres cruzadas en paralelo:

La cruzada contra la desigualdad educativa, que describe como un esfuerzo indispensable por la equidad social, la igualdad de oportunidades educativa.

De la cruzada contra el rezago educativo el documento de 14 cuartillas establece que la educación no sólo se debe enfocar a la calidad ignorando el gran rezago educativo que existe: “el analfabetismo, el fracaso escolar, la situación dramática en las que se encuentra la educación indígena y modalidades como la telesecundaria”.

Mientras que la cruzada por la calidad, señala el documento del sindicato, deberá estar “dirigida a construir la nueva educación mexicana... y cerrar la brecha de calidad de la educación, de competitividad, de desarrollo y uso de tecnologías que nos separa de nuestros socios y competidores comerciales”.



comentarios
0