aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




“La corrupción dejó crecer al narcotráfico”

MARÍA DE LA LUZ GONZÁLEZ | El Universal
Lunes 28 de enero de 2008
Rommel Moreno Manjarrez, procurador General de Justicia de Baja California asegura que el cártel de Tijuana, grupo con mayor presencia en la entidad, está desarticulado; opera en pequeñas células

luz.gonzalez@eluniversal.com.mx

Para Rommel Moreno Manjarrez, procurador General de Justicia de Baja California, el combate al narcotráfico y la delincuencia organizada implica retos de corto, mediano y largo plazos, pues el problema se dejó crecer durante años, a nivel estatal y nacional, tanto por factores políticos como por corrupción y complicidades de algunas autoridades con estos grupos.

A 50 días de haber tomado el mando de la Procuraduría General de Justicia, considera que el principal logro de la actual administración, federal y estatal, más allá de los golpes espectaculares asestados a las organizaciones delictivas en las últimas semanas, es el cambio en la percepción ciudadana.

“Me parece que el resultado global hasta ahora es el cambio en la percepción de la comunidad. La ciudadanía se está dando cuenta que hay una coordinación y capacidad de respuesta, que estamos enfrentando seriamente a la delincuencia, como nunca", asegura Moreno Manjarrez, en entrevista con EL UNIVERSAL.

—¿Qué tan grave es el problema del tráfico de drogas en Baja California?

— Ha venido minando durante muchos años las actividades sociales y económicas, por una falta de visión. No se le dio el trato adecuado al problema, no se le atendió en su momento, no sólo en Baja California, sino en todo el país.

La cantidad de droga que llega a nuestro estado es quizá la más grande, no sólo llega de todo el país, sino también de América Latina, y el problema de consumo es también muy grave.

— ¿Qué tan grave?

— Baja California está en los primeros lugares de consumo desde hace seis o siete años, por eso nuestra visión debe ser más integral. Tenemos que atacar el problema desde los aspectos social y educativo, con centros de atención para adictos.

Moreno Manjarrez reconoce que el cártel de Tijuana es la organización con mayor presencia en la entidad, pero asegura que el grupo está desarticulado y opera en pequeñas células, que han migrado hacia actividades como robo de autos, tráfico de personas y secuestro.

En su opinión, la estrategia desplegada para enfrentar a estos grupos es la adecuada, pues ahora, por primera ocasión, “hay una coordinación y articulación real” de los tres niveles de gobierno, que comparten información de inteligencia y diseñan juntos las operaciones, que van sobre blancos específicos, luego de una primera fase con fuerzas federales y patrullajes.

Asegura que así fue como la semana pasada se logró la detención de Alfredo Araujo Ávila, El Popeye, presunto sicario del cártel de Sinaloa, involucrado en el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo y en el atentado al periodista Jesús Blancornelas, y días antes, al hallazgo del centro de adiestramiento del cártel de Tijuana y la detención de sicarios.

En su opinión, la efectividad alcanzada en Baja California está rebasando las expectativas de otras entidades,y se refleja en los resultados de la propia Procuraduría estatal, que en los últimos dos meses ha liberado a más de cinco víctimas de secuestro y ubicado dos sitios donde se localizaron cerca de 50 autos robados.

Admite que no se puede ser triunfalista al inicio de una administración, pues hay áreas que requieren más esfuerzos, como el reclutamiento de policías ministeriales.

El reto es magno, “estamos en un momento difícil, pero queremos ver hacia el futuro y así, el reto es a corto, mediano y largo plazos.



comentarios
0