aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Alcanzan a Fox reclamos en EU

Jaime Hernández| El Universal
Lunes 01 de octubre de 2007
Muestra el video

Video: Zafarrancho panista en Los ngeles.


[email protected]

LOS ÁNGELES.— Con el Ángel de la Independencia como telón de fondo, un ejército de inmigrantes llegó hasta las puertas de la plaza México en la ciudad de Lynwood —considerada por algunos como el santuario de la mexicanidad—, con el fin de repudiar la visita del ex presidente Vicente Fox y lanzarse en pos de una metafórica cacería de rateros:

¡Venimos a cazar ratas!, gritaban los manifestantes.

Provistos de ratoneras y pancartas de denuncia contra el ex presidente de México, los poco más de 50 manifestantes eran vigilados por los guardias privados de seguridad y por dos unidades policiacas.

“No nos han permitido llegar hasta donde está Fox. Pero no le hace, nosotros podemos gritar más fuerte para que nos escuche ese ratero y desvergonzado”, aseguró Armando García, un conocido militante del PRD que pocos minutos antes había sembrado de ratoneras la entrada del restaurante que congregaría a los líderes del PAN y a Vicente Fox.

“Es lo que se merece. Prometió mucho a los inmigrantes y fue precisamente durante su sexenio cuando más expulsados por razones económicas salieron de México”, aseguró García al denunciar la sangría de inmigrantes que durante el sexenio de Vicente Fox se produjo a razón de 500 mil por año.

En una acción concertada, decenas de inmigrantes que pertenecen a organizaciones partidistas e independientes, se dieron a la tarea de infiltrarse en los trabajos del Primer Encuentro Nacional del PAN en California con el fin de repudiar la presencia de Vicente Fox:

“Yo soy Israel Téllez, un mexicano que lleva siete años en Estados Unidos trabajando. Y vine a decir que ya estoy harto de estos vendepatrias. Ya no soportamos a políticos como Fox que vienen a decir que está con nosotros, mientras no tiene empacho en mostrar la riqueza acumulada durante su mandato”, dijo Téllez, un joven estudiante reducido por guardias de seguridad.

“¡Ya devuelve lo que te has robado en complicidad con tu mujer y sus hijos!”, vociferaba Esteban López, un inmigrante de Morelos que fue perseguido durante varios metros por la policía, mientras Fox lo observaba con el rabillo del ojo y cargaba a un niño morenito que le habían acercado.

Un par de inmigrantes, enmascarados con el rostro de Fox y Felipe Calderón correteaban entre la multitud, mientras se abrazaban y besaban ante los ojos de los parroquianos que contemplaban el escarnio. “Ojalá que el presidente Calderón no nos salga igual de ratero y mentiroso. México ya no resiste a otro Fox”, dijo Maria Elena, empleada de una de las pocas librerías de textos en español en la localidad.



comentarios
0