aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Pemex advirtió que era blanco de ataques a ductos

Ricardo Gómez y Andrea Merlos| El Universal
Sábado 14 de julio de 2007
Ni la Comisión de Marina ni la paraestatal tomaron medidas para resguardar instalaciones

El 25 de abril, el director general de Pemex, Jesús Reyes Heroles, advirtió en la Cámara de Diputados sobre la falta de seguridad en las instalaciones de la paraestatal.

Ante diputados de la Comisión de Marina, alertó: “Estamos siendo víctimas de una serie de actos vandálicos y (de) ataques a nuestras instalaciones en materia de ductos”.

Dos meses y medio después, miembros del Ejército Popular Revolucionario (EPR) volaban ductos en Celaya, Salamanca y Querétaro, en el más grave ataque guerrillero de que se tenga memoria.

En su comparecencia de ese 25 de abril, Reyes Heroles admitió que Pemex era en parte culpable de esta situación, y que el robo de combustible evidenciaba la “vulnerabilidad” de las áreas petroleras, principalmente de refinación.

Pese a la advertencia, la Cámara de Diputados ha enfocado sus prioridades en otros temas: en la fiscalización de los recursos de Pemex, en el daño ecológico causado por sus operaciones y en la modernización de su infraestructura.

En su encuentro con diputados de la Comisión de Marina, pidió solidaridad para enfrentar los “actos vandálicos” que padecen las instalaciones de Pemex.

“Quiero apelar no sólo a su comprensión, sino a su solidaridad con un problema que tiene Petróleos Mexicanos y que es el hecho de que estamos siendo víctimas de una serie de actos vandálicos, de ataque a nuestras instalaciones en materia de ductos: nos están picando más ductos ahora más que nunca, o es lo que estamos detectando nosotros con el propósito de robar gasolina, diesel e incluso crudo”, dijo.

Pero la alerta lanzada por Reyes Heroles no tuvo eco en los legisladores. La acción atribuida por el propio EPR ocasionó pérdidas millonarias a la paraestatal y a empresas privadas que se abastecen de su combustible.

Reyes Heroles reconoció la existencia de condiciones de inseguridad en la infraestructura petrolera, propiciada por el robo de gasolina.

Según el funcionario hay evidencias de la vulnerabilidad de las zonas petroleras.

Luego del sabotaje a Pemex, la Secretaría de la Defensa Nacional movilizó el Cuerpo de Fuerzas de Apoyo Federal (CFAF), creado el 9 de mayo, y que está bajo las órdenes directas del Presidente de la República.

Esta fuerza está integrada por unos 5 mil efectivos, que se encargarán por tiempo indefinido de garantizar la seguridad de las instalaciones petroleras del país.



comentarios
0