aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Dos grupos disputan el poder

Lilia Saúl| El Universal
Lunes 14 de mayo de 2007
Calderón y Espino buscan el control. Ambos tienen igualdad de posibilidades, y paradójicamente, Santiago Creel podría ser el fiel de la balanza

Felipe Calderón Hinojosa, Presidente de la República, y Manuel Espino Barrientos, dirigente nacional del PAN, están inmersos en una batalla de estrategias para ganar la mayoría de los consejeros que les permita el control del partido político.

Hasta ahora, el combate se mantiene equilibrado, cada uno de ellos tiene prácticamente amarrado 50% de los 300 consejeros nacionales que tomaran sus lugares el próximo 2 junio en la Asamblea Nacional del blanquiazul. De esta cifra, 150 fueron electos en asambleas estatales y 150 serán designados en la Asamblea Nacional.

Ese día se definirá el grupo que predominará en el interior de Consejo Nacional, integrado por 372 consejeros, que elegirá al próximo presidente nacional del PAN, en marzo de 2008.

De los consejeros, 40 son vitalicios, 32 dirigentes estatales, 150 elegidos en todos los estados de la República y otros 150 que serán seleccionados en la Asamblea Nacional del 2 de junio.

Calderón y Espino han hecho trabajo político entre los 150 aspirantes que serán electos en la asamblea del 2 de junio. De acuerdo con líderes del PAN, tienen asegurado 50% para cada uno de sus respectivos grupos.

Aunque la partida está en un justo medio entre Calderón y Espino, dirigentes panistas comentaron que 20% del 50% que el líder de Acción Nacional tiene asegurado, podría migrar hacia el lado del Presidente. Con lo cual la estrategia política del presidente Calderón podría resultar vencedora y así tomar el control de Acción Nacional, lo que evitaría que Espino Barrientos buscara la reelección al frente del PAN por tres años más.

Para consolidar su presencia en el partido, Felipe Calderón busca colocar en la dirigencia a dos de sus allegados: Germán Martínez, actual secretario de la Función Pública, y César Nava, secretario particular de la Presidencia.

Además, entre los consejeros nacionales, Juan Camilo Mouriño, actual jefe de la Oficina de la Presidencia, actuará como "hombre fuerte" de Calderón, mientras que el ex candidato a gobernador Francisco Fraile y el dirigente estatal Francisco Gárate harán lo propio a favor de Espino.

Los consejeros

El proceso de selección de los consejeros nacionales inició con una evaluación realizada por la dirigencia nacional a 11 mil panistas, la cual incluía fundamentos ideológicos y teóricos de ese partido político. Quienes aprobaron podían inscribirse en las asambleas municipales de su entidad para después buscar ser parte de los 150 consejeros electos en las asambleas estatales.

Los otros 150 serán elegidos en la Asamblea Nacional, que se llevará a cabo en León, Guanajuato. A cada estado le corresponden diferentes números de consejeros nacionales, dependiendo de la cantidad de electores, militantes y del resultado de sus elecciones.

Los calderonistas

Entre los consejeros electos que aparecen como simpatizantes de Felipe Calderón se encuentran Juan Camilo Mouriño, jefe de la Oficina de la Presidencia , quien resultó elegido en la asamblea estatal de Campeche.

Jorge Manzanera, acusado en semanas anteriores por algunos dirigentes de estar "influyendo" en el proceso interno del PAN, ganó en Chihuahua; y en el estado de México, el senador Ulises Ramírez. En Puebla, Ana Teresa Aranda, ex directora del DIF y precandidata a la alcaldía de Puebla. En Yucatán, Beatriz Zavala, secretaria de Desarrollo Social, y el gobernador Patricio Patrón Laviada, mientras que por Veracruz participará el coordinador de agenda de Los Pinos, Abel Cuevas Melo. También destacan funcionarios de delegaciones federales, como Héctor Jiménez, delegado federal en Baja California Sur y quien fue repuesto por el Tribunal Electoral como dirigente estatal de ese partido, luego de que Espino Barrientos lo removiera de ese cargo.

También está Oswaldo Castañeda, delegado estatal de la Sedesol en Morelos.

Otros consejeros calderonistas son la dirigente del PAN en el DF, Mariana Gómez del Campo; la diputada local, Kenia López; el diputado federal panista Obdulio Ávila, y Carlos Flores, brazo derecho de Juan Camilo Mouriño.

Los espinistas

En Durango y Sonora así como en Guanajuato, Morelos, Puebla, Nayarit y Tlaxcala, el líder panista Manuel Espino Barrientos logró amplias victorias en la selección de consejeros nacionales.

En Durango, por ejemplo, están Bonifacio Herrera, candidato de Acción Nacional a la alcaldía de Durango; Andrés Galván, senador de la República; y José Flores, líder panista local.

En el estado de México se posicionaron Francisco Gárate, dirigente panista estatal; Ignacio Labra, ex diputado local, así como Rubén Mendoza Ayala, ex candidato a la gubernatura de ese estado.

En Puebla, Francisco Fraile, ex candidato al gobierno de esta entidad; Humberto Aguilar Coronado y Jorge Ocejo Moreno, senadores de la República, así como Juan Carlos Espina von Roerich, hermano del actual secretario general del CEN del PAN.

En Morelos, están Martha Franco, diputada local; Rodolfo Esquivel, también legislador así como Román Cruz, del PAN estatal.

En Tlaxcala, Adolfo Escobar, líder del PAN estatal y Amado Ávila, contralor del gobernador de la entidad, Héctor Ortiz.

En Guanajuato, el grupo relacionado con el gobernador Juan Manuel Oliva, ganó la mayoría de las posiciones, de las cuales resultaron elegidos Gerardo de los Cobos, ex dirigente panista y Fernando Torres Graciano, actual dirigente estatal panista, así como Miguel Márquez, secretario de la Gestión Pública del gobierno local, y Humberto Andrade, senador de la República.

Conflictos estatales

En Monclova, Coahuila, el PAN tendrá que reponer la elección de consejeros nacionales, pues el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación invalidó la elección por inconsistencias en la emisión de la convocatoria para la asamblea municipal. El tribunal fijó el 27 de mayo como fecha para la celebración de otra Asamblea Estatal.

En Campeche, se encuentran divididos en dos grupos. Uno, la dirigente estatal, Nelly Márquez, cercana a Mouriño y otro, el que encabeza el ex senador Jorge Nordhausen. Ambos se confrontaron días previos a que se celebrara la asamblea estatal e incluso los simpatizantes del ex legislador amenazaron con no permitir la realización de la asamblea. Finalmente sí se llevó a cabo, pero la división fue evidente entre ambos grupos.



comentarios
0