aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Aborto clandestino, un negocio "público"

CRISTINA PÉREZ-STADELMANN| El Universal
Martes 03 de abril de 2007
Ellos no esperan el debate en la Cámara de Diputados o en la ALDF, tampoco dan cabida a posturas de la Iglesia en defensa de la vida ni de organizaciones en favor de las libertades de la mujer. A estos médicos la actividad les deja dividendos. Por 5 mil pesos practican un legrado "seguro", particularmente a menores de edad, en clínicas ubicadas en zonas de clase media

Pagar 5 mil pesos. Venir en ayunas y que un adulto firme la responsiva por la menor de edad; son los únicos requisitos que impone el doctor Víctor Manuel Torres Pérez por practicar un aborto clandestino a una niña de 14 años en su clínica ubicada en Ciudad Satélite.

"Será rápido, seguro, efectivo, sin riesgos de concepción futura para la niña. Se requiere de anestesia general. Su útero quedará intacto. No la dejaremos estéril", asegura el médico cirujano en consulta.

En la calle Parque de Monte Bello, un gran letrero luminoso indica: "Cirugía y partos día y noche"; y si se desea saber si en esa clínica se practican legrados, (palabras que ahí parecerían prohibidas, dichas así al vuelo), el médico Pérez Torres, indica presuroso que para dar informes es necesario pasar inmediatamente al consultorio porque "ese" es un tema del que no se habla abiertamente en la recepción, a pesar de que en el consultorio no hay una sola paciente esperándolo.

Para este médico en particular, un hombre de baja estatura y movimientos nerviosos, es requisito indispensable que de la interrupción clandestina del embarazo se hable en voz baja y a puerta totalmente cerrada -aunque para él se trate de una práctica frecuente y común desde hace más de 40 años- inclusive si se trata de menores de edad como se pudo constatar en el diálogo que se estableció.

-Dígame. ¿Qué es lo que requiere? ¿El legrado es para usted? ¿Cuántas semana tiene de embarazo?-, pregunta el médico, ya cómodamente sentado atrás de su escritorio.

-Se trata de una niña de 14 años. Tiene ocho semanas de embarazo. Quiere abortar cuanto antes.

Y la respuesta del médico no se hace esperar:

-En una hora le practico la succión o legrado, y en una hora más la niña podrá estar de regreso en su casa. La reviso al mes, y durante los próximos treinta días no podrá tener relaciones sexuales. En el futuro no tendrá ningún problema para concebir siempre y cuando siga mis instrucciones. ¿Entendido?... ¿Qué más quiere saber?... ¿La espero mañana?... ¿A qué hora le marcamos la cita?... Mire, -advierte veloz -cuánto antes mejor. No deje pasar más tiempo -sentencia el cirujano que parece ansioso por comprometer sus servicios médicos, y practicar el aborto clandestino.

De embarazos no deseados y sus consecuencias

En este sentido, la diputada Maricela Contreras Julián, presidenta de la Comisión de Equidad y Género, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), argumenta que esta práctica sigue siendo un problema de salud pública, en especial para las mujeres pobres del país, en función de que se pone en riesgo su integridad física y su vida debido al elevado índice de muertes por esta causa.

Datos recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), indican que cada año hay en el mundo 76 millones de embarazos no deseados. Esto ocasiona que, de acuerdo con las cifras censales propias de la OMS y del Fondo de Población de Naciones Unidas, anualmente haya 45 millones de abortos inducidos o inseguros que se llevan a cabo en condiciones inaceptables desde el punto de vista médico, practicados por personal no capacitado y en circunstancias poco higiénicas.

La consecuencia de esas interrupciones del embarazo mal practicadas es que cada año 70 mil mujeres perecen en todo el mundo, lo que representa 191 mujeres muertas cada día.

Por lo que toca a México, hace 10 años la Organización de Naciones Unidas (ONU) informaba que el número de mujeres fallecidas en México a causa de los abortos -por lo general llevado a cabo en situaciones poco higiénicas y arriesgadas- era de mil cada año.

"El Estado mexicano sólo reconocía 344 muertes (menos de una diaria). Hoy, en contraste, cifras de la Secretaría de Salud del gobierno federal indican que son 100 los decesos por esta causa (ni una diaria)", agrega la diputada Maricela Contreras Julián.

A pesar de que se reconoce que la información sobre el aborto en México es insuficiente y como tal no permite obtener una estimación precisa sobre su incidencia, el Consejo Nacional de Población (Conapo) calcula que son 100 mil los abortos inducidos o voluntarios cada año. Dos de cada diez mexicanas han abortado. Existen 279 abortos por día; es decir, uno cada 7.5 minutos en promedio. De igual modo, Conapo suscribe que 19% de las mujeres que estuvieron embarazadas experimentaron, al menos, un aborto inducido. De acuerdo con esa investigación, existe un legrado por cada 21 nacimientos.

Códigos penales

Por ello debido a su alta incidencia y a sus repercusiones, para la diputada Maricela Contreras Julián el aborto inseguro es un problema de salud pública, "y así ha de ser reconocido en diversos foros internacionales; con la salvedad de que no se trata de despenalizarlo, sino de reconocer el derecho de cada mujer para decidir de manera libre sobre su cuerpo, así como el acceder a los servicios médicos de calidad, de manera gratuita y eficiente, sin discriminación de ningún tipo, a efecto de salvaguardar su integridad física y su vida; además de tener acceso a los programas de prevención para su salud, a una educación sexual y planificación familiar adecuadas, en el ejercicio de sus derechos de salud sexual y reproductiva".

En este sentido, en la actualidad, según datos del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), presidido por Marta Lamas, todos los códigos penales locales permiten el aborto por violación; 29 estados consideran el aborto imprudencial; otros 29, cuando el embarazo pone en riesgo la vida de la mujer; 13 entidades federativas lo prevén cuando existan malformaciones genéticas graves en el producto; 10 lo consideran cuando exista peligro grave de salud para la mujer; 11 entidades federativas cuando se presente inseminación artificial no consentida; y solo un estado, Yucatán, por razones socioeconómicas de la mujer.

Mapa legal del aborto

Asimismo, a nivel mundial las causales de despenalización del aborto son, entre otras, por razones económicas en Austria; por el estado civil y para mujeres solteras en Hong Kong y Hungría; por poner en peligro la posición social de la mujer, en Italia y Chipre; por la edad, ser adolescente o por ser adulta mayor en Hungría; por fallas de anticonceptivos empleados de manera consciente en Estados Unidos; por tener ya un número determinado de hijos, en Bulgaria, Rumania y China; por poner en peligro la salud física y mental de la mujer en Liberia, Zambia y Finlandia, y por que la madre tenga sida o ser seropositiva, en la Polinesia Francesa.

En América Latina, particularmente en Panamá se permite la interrupción del embarazo en casos de violación, se ponga en peligro la vida del producto o de la madre; en Costa Rica por causas que pongan en riesgo la salud de la mujer; y Colombia permite el aborto por violación o incesto y por malformaciones del feto que sean incompatibles con la vida extrauterina.

"Por otra parte -continúa la diputada Contreras- aunque México no se encuentra en la lista de los estados donde se permite el aborto voluntario dentro de las primeras 12 semanas del embarazo, la realidad social muestra que sí debería formar parte de ésta.

Lo anterior obedece, entre otras razones, puntualiza la legisladora, a que cualquiera puede ver en los diarios los anuncios de establecimientos en los que se llevan a cabo abortos voluntarios, pero clandestinos, y cualquiera sabe también que en muchos hospitales y clínicas privadas del país se realiza la interrupción de embarazos como algo frecuente y normal".

La diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), asegura que las mujeres que mueren son las pobres, porque no tienen acceso a servicios de calidad, y muchas fallecen al desangrarse por tratar de abortar en condiciones inadecuadas o se enfrentan con serias restricciones en virtud de que no pueden pagar los tratamientos de recuperación después de un legrado inseguro, y en muchas ocasiones son dadas de alta aún en condiciones de sangrado y/o hemorragia.

Las organizaciones Panamericana de Salud (OPS) y Mundial de la Salud (OMS) indican, a su vez, que quienes fallecen por la práctica de un aborto ilegal, son por lo general adolescentes, solas, lejos de la ayuda profesional; las cuales llegan al hospital con hemorragias y en su desesperación recurren al aborto para terminar con un embarazo no deseado.

Tanto la OPS como la OMS sostienen que las mujeres, tras someterse a un aborto en malas condiciones, mueren sobre todo por hemorragias, al tiempo que indican que casi la mitad de los embarazos no son planificados, cifra que entre las adolescentes asciende a más de 80%, por lo que muchas de ellas recurren al aborto inducido, a menudo en condiciones inseguras, con resultados desastrosos que culminan en la enfermedad o la muerte. En México, la hemorragia se ha identificado como la primera causa de fallecimientos en mujeres gestantes, aseguran.



comentarios
0