aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




PGR: operativos contra narco, por temor a perder soberanía

Silvia Otero| El Universal
Miércoles 24 de enero de 2007
El procurador comparece ante legisladores; PRD cuestiona resultados y presuntas violaciones a derechos en Oaxaca; integrantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), entre gritos de ¡represor! y ¡asesino!, irrumpieron en la comparecencia para criticar que Medina Mora ahora sea "juez y parte"

Los operativos que realizan las fuerzas federales en diversos estados del país son la respuesta a "un problema severo de riesgo de pérdida de soberanía en extensiones importantes del territorio", ante los embates del crimen organizado, reconoció Eduardo Medina Mora, titular de la Procuraduría General de la República (PGR), quien afirmó que a estas acciones se sumarán otras estrategias para revertir las debilidades institucionales, como la corrupción en los cuerpos policiacos.

El procurador se refirió a estos temas al comparecer ante diputados y senadores de la Primera Comisión de trabajo de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión. El encuentro se caracterizó por serios cuestionamientos de legisladores perredistas a los resultados de los operativos, así como a la actuación de Medina Mora al frente de la Policía Federal Preventiva (PFP) y las presuntas violaciones a derechos humanos el año pasado, durante acciones en Atenco, Lázaro Cárdenas y Oaxaca.

Incluso integrantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), entre gritos de ¡represor! y ¡asesino!, irrumpieron en la comparecencia para criticar que Medina Mora ahora sea "juez y parte" en expedientes abiertos en la PGR por las anomalías que se registraron supuestamente por parte de policías federales a su cargo durante los referidos operativos policiacos.

Después de rechazar esas descalificaciones y asegurar que nunca se acreditaron abusos por parte de policías federales en esos hechos, Medina Mora sólo respondió a los temas relacionados con los operativos que se aplican en Tijuana, Baja California; así como en los estados de Michoacán, Guerrero, Durango, Chihuahua y Sinaloa, que son acciones que van más allá de la detención de los grandes capos, señaló.

Afirmó que, a partir de labores de inteligencia y un diagnóstico de la nueva realidad de la delincuencia organizada, los operativos conjuntos se enfocan a "desarticular las zonas de privilegio, de creación de poder de estas organizaciones".

Destacó que la apuesta es definir geográficamente sus zonas de poder, sus cadenas económicas, "para encontrar y atacar sus debilidades" a través de procesos de inteligencia y operación policial.

Medina Mora señaló que como parte de este esquema integral "el narcomenudeo ha sido declarado una prioridad política pública nacional", por lo que para su desarticulación también se trabaja con gobiernos locales y estatales, que no pueden eludir su responsabilidad en la solución de este fenómeno, el cual está asociado con delitos del fuero común y es generador de violencia.

También indicó que se diseña una estrategia para hacer frente a lo que calificó de "debilidades institucionales", como la corrupción policiaca, falta de coordinación de los cuerpos policiacos, así como un inadecuado diseño y articulación de las dependencias encargadas de la seguridad, reconoció.

Dijo que se trabaja en fortalecer el apoyo al Consejo Nacional de Seguridad Pública; en la simplificación de procesos y supervisión permanente y directa de los servidores públicos; la incorporación de nuevas tecnologías para eficientar el combate al delito.

Un diseño que incluye la concreción de un solo cuerpo de policía federal, además de fortalecer la profesionalización de sus elementos, como líneas de acción que se sumarán a los operativos de despliegue policiaco en las zonas en las que durante el último año se incremento la violencia, ante la disputa de los diversos grupos del crimen organizado por el control de los territorios para sus actividades ilícitas.



comentarios
0