aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Aprueban que panista responda el Informe

Andrea Merlos y Jorge Herrera| El Universal
Miércoles 30 de agosto de 2006
La medida contó con el voto de 335 diputados a favor y 161 en contra

El pleno de la 60 Legislatura de la Cámara de Diputados aprobó ayer por 335 votos en favor y 161 en contra al panista Jorge Zermeño Infante como presidente de la Mesa Directiva, quien será responsable de responder el último Informe de Gobierno de Vicente Fox y entregar la banda presidencial al próximo mandatario.

La diputación del PRD intentó reventar esa propuesta impulsada por PAN, PRI, PVEM y Nueva Alianza, por considerar que es una decisión "autoritaria y gandalla" que provocará la "ingobernabilidad" en la Cámara Baja, como advirtió el perredista Raymundo Cárdenas durante el primer debate de la entrante Legislatura.

Al término de la sesión en la que 480 diputados rindieron protesta de sus nuevos cargos, el coordinador de los diputados del PRD, Javier González Garza, dijo que la "confabulación de PAN y PRI" para nombrar a Jorge Zermeño presidente de la Mesa Directiva y al coordinador de los diputados del PRI, Emilio Gamboa, como líder de la Junta de Coordinación Política, a través de una reforma legislativa, "no presagia buen futuro. el futuro se ve feo para el país. vamos al mal olor, agarró rumbo a podrido".

Informó que en su próximo consejo nacional se decidirá su participación en la Mesa Directiva.

Los diputados y senadores del PRD declinaron integrar las comisiones de cortesía que acompañarán al presidente Fox en su llegada y salida a San Lázaro el próximo viernes.

En la votación para conformar la Mesa Directiva se designaron como vicepresidentes de la misma a la panista Elena Álvarez viuda de Vicencio y el priísta Arnoldo Ochoa, así como secretarios a Antonio Javier López Adame (PVEM) y Jacinto Gómez (Nueva Alianza).

La confrontación de partidos en la instalación de la 60 Legislatura evidenció los dos grandes bloques que intentarán conseguir mayorías, aunque fue notorio que los partidos de la coalición Por el Bien de Todos junto con Alternativa serán minoría.

Lo único que logró el PRD en la sesión de ayer fue el debate, gracias a la anuencia del presidente de la Mesa de Decanos, el priísta Carlos Armando Biebrich.

En la tribuna los diputados federales Ruth Zavaleta, Juan Guerra y Raymundo Cárdenas adelantaron los riesgos de acuerdos excluyentes en lo que llamaron "el único espacio de diálogo dentro de la coyuntura política".

"La izquierda de este parlamento será radical, porque las instituciones ya se han agotado, los legisladores del PRD somos una fracción que quiere acuerdos, pero no somos ilusos, no se lograrán con actitudes de simulación, con las actitudes que hoy nos confirmamos", dijo Zavaleta.

En tanto, Juan Guerra afirmó que al PRD no le extraña la "actitud de agandalle" del PAN, pero sí la del PRI. "Al PAN: ¿ustedes creen que vamos a aceptar sus imposiciones?, ¿qué esperan?, ¿sumisión?, ¡no!, aténganse a las consecuencias", lanzó.

El PT y de Convergencia se pronunciaron en favor del PRD.

En tanto, el priísta Alfonso Izquierdo y el panista Cristian Castaño llamaron a la responsabilidad, inclusión y tolerancia.

Con el aval de las dos terceras partes y fuera de la práctica parlamentaria, la Mesa Directiva electa cedió lugares al Partido Verde Ecologista de México y a Nueva Alianza, institutos políticos que no suelen ocupar este órgano de dirección.

La negociación que duró alrededor de cinco horas se centró en los requerimientos del PVEM para ocupar Comisiones de Trabajo como la de Radio, Televisión y Cinematografía y la de Medio Ambiente, además de incluir el concepto de cuarta fuerza representada y con ello garantizar que, en adelante, los verdes tengan derecho natural a presidir órganos de gobierno internos.

El PAN no tuvo empacho en ofrecerles todo.

De los 497 diputados federales que votaron la integración de la Mesa Directiva, sólo 480 rindieron protesta y el resto que llegó tarde no lo hizo, aunque sí ejercieron su derecho de voto.

La sesión terminó con la consigna de "voto por voto" de parte de los perredistas, que provocó el primer regaño de Zermeño Infante al pedirles orden y respeto al recinto legislativo.



comentarios
0