aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Insultan a Felipe; en nombre de Juárez, pide respetar voto

Sergio Javier Jiménez| El Universal
Miércoles 19 de julio de 2006
Respaldan dirigentes sindicales al panistas

El virtual ganador de las elecciones presidenciales, el panista Felipe Calderón Hinojosa, convocó de nueva cuenta a respetar el voto emitido en las urnas el pasado 2 de julio y, en nombre del ex presidente Benito Juárez, pidió un respeto absoluto a la voluntad ciudadana, a fortalecer la democracia y a honrar la memoria del Benemérito de las Américas con la paz.

"Los mexicanos han externado el pasado 2 de julio una voluntad de paz, de resolver nuestras diferencias por la vía de los votos y no por la vía de las armas; por la vía de la paz y no por la vía de la violencia; por la vía de las urnas y no por la vía de las provocaciones. Las elecciones se resuelven en las urnas y con la ley en la mano, no en la calle, ni con la provocación ni la incitación a la violencia", indicó.

Su mensaje fue pronunciado después del encuentro que sostuviera con sindicatos independientes en el Club de Periodistas donde, a su salida, fue encarado por cuatro mujeres y tres jóvenes, quienes le gritaron "cerdo", le cuestionaron lo de las manos limpias, le hicieron señas obscenas y uno de los muchachos incluso alcanzó a golpear los vidrios de la camioneta del panista y lanzó un puntapié que pegó a un costado de la unidad.

Las mujeres integrantes de la Red de Mujeres AC, María Hernández y Eugenia de la O, y los jóvenes que dijeron ser estudiantes de la UAM-Xochimilco, uno de ellos Diego Valle, gritaban la consigna "¡Voto por voto, casilla por casilla!", mientras los sindicalizados defendieron a Calderón con la frase "¡Voto por voto, Felipe va a la silla!".

El panista, más tarde, pidió "comprometernos con la unidad nacional. Entender que México está por encima de los intereses políticos, parciales y de las convicciones personales".

Calderón Hinojosa recibió ayer el respaldo de varias organizaciones sindicales entre ellas el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM) -cuyo dirigente Víctor Fuentes aclaró que son priístas-, el de la recién creada Alianza Sindical Mexicana y de la mayor parte del Congreso del Trabajo (CT), encabezado por Víctor Flores Morales, líder ferrocarrilero, quien excusó a los representantes de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) que, dijo, esperarán al fallo del Tribunal Electoral (TEPJF).

La Alianza y el CT le ofrecieron todo su respaldo y apoyo al panista, e incluso Flores Morales comprometió la participación del CT en la defensa del voto: "Nos comprometemos a dejar claro en todos los rincones que el futuro pertenece a los mexicanos, no será propiedad de un partido político ni de una persona. El Congreso del Trabajo defenderá con fuerza y convicción el ejercicio democrático, el valor y el respeto de nuestros votos".

Además aprovechó para mandar un mensaje a Andrés Manuel López Obrador, a quien evitó citar: "No se vale que hoy llamen a una rebelión oculta bajo el disfraz de asamblea informativa, que no es más que la incitación a la violencia, a la provocación, a la anarquía". Víctor Flores también aclaró, posteriormente, que Calderón no es su amigo.

De entre los líderes que le dieron su respaldo al panista estuvieron Roberto Ruiz Ángeles, ex diputado federal del PRI y ex compañero de legislatura de Calderón, así como Mario Alberto Sánchez, del sindicato textilero, quienes a pesar de aclarar que "no venimos a la cargada ni al oportunismo", le ofrecieron su respaldo y su ayuda al panista, a quien llamaron constantemente "señor presidente" y "señor presidente electo".

Ambos criticaron a quienes se resisten a reconocer los resultados electorales "en un afán perverso. Deben aceptar la decisión de las instancias electorales; nadie en su sano juicio puede apostarle al caos", coincidieron.



comentarios
0