aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Carrancá: la Constituciónavala contar voto por voto

Redacción| El Universal
Viernes 07 de julio de 2006

Es altamente recomendable que se abran los paquetes electorales y se cuente voto por voto. Legalmente hay todo el derecho para ello, y además es recomendable, afirma el doctor Raúl Carrancá y Rivas.

Disiente de las declaraciones del panista Juan Molinar Horcasitas, en el sentido de que hay que aplicar el Cofipe que dice cuándo sí y cuándo no se deben abrir los paquetes.

El penalista sostiene que la Constitución está por encima de cualquier ley, incluido el Cofipe (Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales). Y la Constitución establece en su artículo 41, fracción tercera, que el ejercicio electoral estará regido por los principios de "certeza, legalidad, independencia, imparcialidad y objetividad."

Y hoy, afirma Carrancá, "por lo menos la mitad del país está profundamente desconcertada. Es el momento de invocar esos principios, "si no es ahora, ¿cuándo?".

Sería lo más saludable para todos, advierte.

En su opinión, no cree que el Instituto Federal Electoral (IFE) haya manipulado el proceso, "pero no fue un mecanismo perfecto. Ha sembrado dudas". Y en ese sentido, insiste, es muy importante contar voto por voto. "Son seis o siete días que vale la pena esperar para que el ganador tenga un espacio limpio para gobernar. ¿Qué perdemos, por qué la necedad de no abrir los paquetes?"

Y subraya: "Ojalá que los magistrados (del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación) reconozcan que por encima del Cofipe está la Constitución".

Carrancá y Rivas indica también que "está fuera de tono" decir que se quiere anular la elección presidencial". Lo que se busca con la petición de contar voto por voto es, desde su punto de vista, "detectar problemas", y con el resultado definitivo convincente para todos, evitar mayores problemas.

Que dice Molinar Horcasitas que ya se contaron los votos el 2 de julio, "pues que se vuelvan a contar", reitera. Pues por encima de todo están los principios de certeza, legalidad y objetividad que invoca la Constitución. Y la mitad del país, insiste el penalista, no está convencida hoy de ello. Lo menos que se puede decir es que está desconcertada. "¿Qué cuesta tranquilizar esta mitad?"



comentarios
0