aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




PGR: quizá nunca se sepa número de víctimas

Doris Gómora| El Universal
04:10Martes 09 de diciembre de 2014

OPINIÓN. "Esto confirma que los había (estudiantes normalistas de Ayotzinapa). Lo repito, lo difícil va a ser determinar el número (de víctimas quemadas)" Jesús Murillo Karam, Procurador general de la República. (Foto: ARCHIVO. EL UNIVERSAL )

Al hablar sobre la investigación de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el titular de la Procuraduría General de la República, Jesús Murillo Karam, sostuvo que hay pruebas de que miembros de Guerreros Unidos quemaron a un grupo de personas en el basurero de Cocula, aunque admitió que el número de víctimas nunca se va a precisar

[email protected]

El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, aseguró que existen pruebas de que en el basurero de Cocula, miembros de Guerreros Unidos mataron a un grupo de personas, “las quemaron; las evidencias claras de que ahí hubo un incendio bastante prolongado y serio, las tenemos muy contundentes, no hay ni duda”, pero reconoció que quizá nunca se pueda precisar el número de víctimas totales.

Al hablar sobre la investigación de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y defender la hipótesis del crimen colectivo, admitió que “hay una serie de evidencias que se ligan y que hacen muy claro el hecho de que ahí había un grupo de estudiantes, no uno, sino un grupo, ahora, el número, sí creo que no lo vamos a precisar nunca”.

Después de revelar que el modus operandi que emplearon los victimarios no es nuevo y es utilizado por el cártel de Los Zetas, el procurador detalló que se tienen las declaraciones de los que participaron, quienes refirieron cómo fueron removidas las cenizas y triturados los restos, así como echados al río, “para mí eso es un hecho, lo difícil era determinar si ahí había estudiantes”.

A partir del resultado del peritaje que se realizó en Austria, que confirmó que uno de los fragmentos óseos hallados en Cocula corresponde a Alexander Mora Venancio, uno de los 43 normalistas, expuso que “esto confirma que los había (estudiantes). Lo repito, lo difícil va a ser determinar el número”.

El procurador Murillo Karam destacó que “el número de los que ahí fueron sacrificados, pues sabemos que el grupo que llevaban era bastante numeroso, no tenemos un número preciso, mientras que unos nos declaran una cantidad, otros declaran otra”.

Las evidencias que se tienen, mencionó, “algunas nuevas que tampoco puedo decir hasta que los padres no las tengan, que confirman el hecho de que ahí había un grupo de estudiantes, incluso ahí hay evidencias del suelo de un lado y de las bolsas del otro, los mismos restos, por ejemplo, el combustible que se usó, de las llantas, hay muchas más evidencias, las declaraciones mismas de los detenidos que participaron en ello, que son los que nos dan la pista del río, nunca hubiéramos llegado al río de ser de otra manera”.

Se niegan a hablar. El ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez y su esposa María de los Ángeles Pineda, la llamada Pareja Imperial, se han negado a declarar sobre la desaparición de los 43 normalistas.

En entrevista radiofónica, Murillo Karam explicó que cuando fueron detenidos tenían entre sus pertenencias una carpeta, donde se encontró un documento en el que se indicaba exactamente lo que declararían ante la PGR, lo que indica que ya tenían preparada la versión que darían en torno a los hechos.

El procurador refirió que José Luis Abarca Velázquez está consignado por el homicidio del activista Arturo Hernández Cardona, cometido en 2013, y la PGR está trabajando en la consignación por delincuencia organizada y desaparición forzada.

Precisó que aunque los presuntos autores intelectuales siguen sin declarar, la PGR tiene elementos para poder demostrar su culpabilidad.

Murillo Karam reveló además que durante el transcurso de las pesquisas, se ha determinado que el modus operandi que utilizaron los integrantes del grupo criminal Guerreros Unidos, el 26 de septiembre, no es nuevo.

“Es el modus operandi de algunos grupos de Los Zetas, y si nos vamos a los orígenes de este grupo, es cuando hay un conflicto entre zetas y otros cárteles que Los Zetas se unen con los Beltrán y de ahí viene el modus operandi, es muy de ellos”, externó.

jram



comentarios
0