aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




La fortuna de siglos de la Iglesia de Roma

Jorge Gutiérrez / Corresponsal| El Universal
Miércoles 13 de marzo de 2013
La fortuna de siglos de la Iglesia de Roma

ARTE. El fresco “El Juicio Final”, de Miguel Ángel, en el techo de la Capilla Sixtina. Se estima que terrenos, casas de reposo, hospitales y asilos reditúan al Vaticano unos tres mil millones de euros al año, tan sólo en Italia. (Foto: AP )

Se estima que posee en Italia hasta 22% del patrimonio inmobiliario nacional

CIUDAD DEL VATICANO.— Si bien es cierto que no existen datos exhaustivos y unívocos sobre el patrimonio de la Santa Sede, recientes revelaciones relacionadas con este tema permiten hacer una radiografía aproximada de la fortuna acumulada por la Iglesia de Roma a través de los siglos.

Como lo muestra una investigación del periódico The Guardian, el Vaticano debe su riqueza moderna —un imperio inmobiliario “secreto” construido en toda Europa entre 1930 y 1940— a Benito Mussolini.

Es propietario de edificios de lujo señaló el diario, que explicó que estos inmuebles son el resultado de las inversiones que realizó el Vaticano con el dinero que recibió el papa Pío XI de Mussolini después de la firma del Concordato (1929), el acuerdo que reguló las relaciones entre los Estados vaticano e italiano.

Sus inmuebles londinenses, entre ellos un lujoso edificio en Saint James’s Square, a pocos pasos de Westminster, valen al menos 610 millones de euros, pero el Vaticano no aparece como su propietario. Su patrimonio en el Reino Unido está a nombre de la sociedad British Grolux Investment Ltd, pero la que tiene el control accionario de la misma, según The Guardian, es Profima S.A., una sociedad con sede en Suiza que los archivos británicos tienen registrada como propiedad del Vaticano desde la Segunda Guerra Mundial.

Las propiedades en Italia

“En Italia la Iglesia católica posee entre 20% y 22% del patrimonio inmobiliario nacional” —un total de 115 mil inmuebles, 9 mil escuelas y más de 4 mil hospitales, entre otros— estima el Grupo Re, sociedad que se ocupa de este rubro para organizaciones eclesiásticas. Entre terrenos, casas de reposo, hospitales y asilos que, según parece, podrían redituarle algo así como tres mil millones de euros al año, el Vaticano, tan sólo en Roma, cuenta con por lo menos 23 mil propiedades inmuebles.

En todo el país posee 3 mil 300 casas de “vacaciones”, edificios eclesiásticos convertidos en hoteles que administran instituciones religiosas y que mueven anualmente casi 4 mil millones de euros. Sin embargo, nadie sabe el valor de este patrimonio, porque muchos de estos bienes, además de escapar al control catastral, están exentos de impuestos.

La sociedad que se ocupa de sus inmuebles, la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), declara, con datos completamente fuera de la realidad, bienes por un valor de sólo 50 millones de euros.

“Probablemente nuestra Iglesia es sólo segunda, después del gobierno de Estados Unidos, por lo que toca al volumen anual de adquisiciones”, observó al respecto un miembro de la Conferencia católica de Neva York para dar una idea del patrimonio inmobiliario de la Iglesia.

Para no pocos especialistas, las riquezas materiales de Vaticano superan las de grandes sociedades, bancos, gobiernos y Estados del planeta, pero “nadie sabe con exactitud a cuánto asciende su patrimonio”.

El IOR: otra gran reserva de fondos

El Instituto para las obras religiosas (IOR), conocido como el Banco Vaticano, fundado por Pío XII (1942) y hoy presidido por el banquero alemán Ernest von Freyberg, cuenta con un patrimonio de 5 mil millones de euros.

“Custodiar y administrar muebles e inmuebles destinados a obras de religión y caridad que le han transferido o confiado personas físicas o morales” es el objetivo del IOR, en el cual también se pueden hacer “depósitos de entidades o personas de la Santa Sede”.

El IOR se encuentra en Ciudad del Vaticano, pero sin ser formalmente parte de la Santa Sede, distinción para nada irrelevante, visto que de esta forma los depósitos, al menos en teoría, no se hacen a la Santa Sede, sino al IOR que, también en teoría, es un ente totalmente autónomo.

La mayor parte de los cuentahabientes del IOR, 33 mil, son europeos: 15 mil sacerdotes, mil 600 obispos y casi todos los cardenales. Dos de cada tres son italianos y el resto proviene de Polonia, Francia, España, Alemania: las cuentas de congregaciones africanas y latinoamericanas son 2 mil 700.

Según revela un documento de la Moneyval, el 80% del patrimonio del IOR proviene de fundaciones, órdenes religiosas, conferencias episcopales, colegios y monasterios de medio mundo, pero se sabe de la existencia de curas presta-nombres y personas vinculadas con la mafia.

El Papa, el colegio cardenalicio, el Consejo de Vigilancia y su dirección general, son los únicos que tienen acceso a los balances y movimientos del IOR.



Ver más @Univ_Mundo
comentarios
0