aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Papa tiene marcapasos; hoy aparece en público

Jorge Gutiérrez / Corresponsal| El Universal
Miércoles 13 de febrero de 2013
Papa tiene marcapasos; hoy aparece en pblico

VENTA. Personas compran objetos referentes al papa Benedicto XVI en un local comercial de la Avenida de la Conciliación que conduce a la Basílica de San Pedro, en Roma. (Foto: VINCENZO TERSIGNIXINHUA )

Destruirán “Anillo del Pescador” cuando termine su pontificado

Gráfico

CIUDAD DEL VATICANO.— Un día después de que Benedicto XVI anunciara que dejará de ser papa el 28 de febrero, la normalidad era la nota predominante en el Vaticano, cuyo portavoz, Federico Lombardi, confirmó que el papa lleva marcapasos y que el “Anillo del Pescador” será destruido luego de que Joseph Ratzinger abandone el papado.

Lombardi explicó que recientemente el Papa se sometió a una cirugía “de rutina” y que en ella le cambiaron las pilas al marcapasos que lleva desde hace varios años. La noticia de la intervención fue difundida ayer por el diario italiano Il Sole 24 Ore. Pero ante el insistente rumor de que el Papa padece una enfermedad difícilmente curable y que la misma fue la verdadera razón de su renuncia, el portavoz subrayó que esto no era cierto y que el motivo de su renuncia, fue lo que el mismo Papa argumentó el día que la hizo pública, la sensación de que le faltan las fuerzas para seguir en el ministerio.

En conferencia de prensa, Lombardi precisó que el Papa cumplirá con su agenda hasta el 28 de febrero, incluida la reunión con el presidente de guatemala, Otto Pérez Molina, el sábado.

Todas las miradas están puestas en la audiencia pública que celebrará hoy Benedicto XVI en el Aula Pablo VI del Vaticano, que será la primera ocasión en la que aparece en público tras el anuncio de la renuncia. Benedicto XVI tenía previsto acudir hoy a la colina romana del Aventino para presidir los ritos del Miércoles de Ceniza, que abren el tiempo de Cuaresma, pero al final se harán en la basílica de San Pedro del Vaticano para que puedan asistir más fieles.

El domingo próximo se retirará en ejercicios espirituales, hasta el sábado 23, como tenía previsto.

Lombardi añadió que la última audiencia audiencia pública de Benedicto XVI será en la plaza de SanPedro el 27 de febrero, un día antes de su inminente renuncia, a la cual se prevé que asistán quizá cientos de miles de personas para darle el último saludo en su carácter de Pontífice, ya que después de las 20:00 horas del día siguiente dejará de ser Papa. Respecto a la decisión de Benedicto XVI de hacer firme la renuncia a las ocho de la tarde del 28 de febrero, Lombardi explicó que no existe ningún motivo “jurídico” y que simplemente se debe a que esa es la hora en la que normalmente deja de trabajar todos los días el Pontífice.

Peguntado sobre el Anillo del Pescador, que simbolizan el poder pontificio y que lleva el Papa, Lombardi dijo que será destruido probablemente después del 28 de febrero. El anillo se destruye cuando muere el Pontífice, pero en esta ocasión, señaló Lombardi, la situación es diferente, “inédita”, ya que el Papa sigue vivo, por lo que expertos vaticanos están estudiando la normativa.

Lombardi subrayó, no obstante, que los objetos relacionados directamente con el ministerio petrino “tienen que ser destruidos, machacados, para evitar una eventual falsificación”.

Hasta ahora, tras la muerte de un papa, el cardenal camarlengo, que gestiona la Iglesia durante el interregno entre un Pontífice y el sucesor, es el encargado de verificar la muerte y de retirarle del dedo el “Anillo del Pescador”, la señal de que el reinado ha concluido. El anillo es inmediatamente machacado para evitar cualquier eventual falsificación de documentos pontificios.

Lombardi dijo que después del 28 de febrero el Papa se trasladará al Castelgandolfo, hasta que termine de ser restaurado el convento en el interior del Vaticano donde “él ha decidido vivir”. Corre, sin embargo, la versión de que Ratzinger se irá a Bavaria, la región que lo vio nacer.

Sobre el cónclave para elegir al nuevo Papa, Lombardi destacó que Benedicto XVI no participará y que tampoco publicará la encíclica que estaba preparando, la cuarta, porque no está terminada y será imposible lograrlo antes del 28 de febrero.

El portavoz vaticano indicó que por el momento no está claro qué trato se dará a Joseph Ratzinger después de su renuncia. “Es difícilmente imaginable que le llamemos cardenal”, opinó Lombardi, considerando que “tal vez” se le podría dar el trato de “obispo emérito de Roma”.

Sin embargo, descartó que pueda considerarse un problema la presencia de dos Papas, uno emérito y otro en activo. Ratzinger, dijo, es una “persona de discreción y rigor extremos”, por lo cual de él no se deberían esperar “interferencias ni la más mínima incomodidad para su sucesor”. (Con información de agencias)



Ver más @Univ_Mundo
comentarios
0