aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Hispanos, un amargo Día de Gracias

J. JAIME HERNÁNDEZ/CORRESPONSAL| El Universal
Jueves 24 de noviembre de 2011
Hispanos, un amargo Da de Gracias

AFORTUNADO. Obama, al indultar al pavo Liberty, un acto al que lo acompañaron sus hijas Sasha (segunda a la izq.) y Malia. (Foto: JASON REED REUTERS )

Activistas aprovechan la fecha para marchar contra las deportaciones y la amenaza del hambre

WASHINGTON.— A punto de acabarse, este 2011 se ha asegurado un lugar en la historia como un Annus Horribilis para la comunidad hispana que vive en Estados Unidos.

Las cifras récord de deportaciones y el asedio del hambre y la pobreza en los hogares latinos auguran uno de los más amargos días de Acción de Gracias para quienes hoy consideran que EU ha dado la espalda a su historia como nación construida sobre los hombros de varias generaciones de inmigrantes.

Con un total de 400 mil deportaciones en 2011 —poco más de un millón desde el inicio de la administración de Barack Obama—, un índice de desempleo que supera el 11% y una mancha de hambruna que afecta a poco más de 13 millones de hispanos, el día de Acción de Gracias es toda una invitación al sarcasmo para quienes han sufrido en carne propia uno de los años más duros desde múltiples frentes.

A sólo unas horas de que EU se sumerja en una de las conmemoraciones que siguen siendo referente de su historia y su identidad nacional, organizaciones defensoras de la comunidad migrante se adelantaron ayer con un programa de marchas, ceremonias religiosas y repartición de alimentos para reclamar a la administración Obama el fin de una de las más amargas etapas de persecusión y exclusión social.

“Hemos organizado esta marcha para recordar a quienes han sido deportados, a jornaleros que sufren la recesión desde 2007 y a muchas de las trabajadoras domésticas que no podrán estar en el seno de su familia este jueves de Acción de Gracias porque estarán sirviendo la mesa y limpiando las casas de sus empleadores en distintos puntos de Estados Unidos”, aseguró Angélica Salas, de la Coalición pro Derechos Humanos del Inmigrante en Los Angeles (CHIRLA).

Como parte de esta movilización fueron recordados más de 46 mil padres y madres que han sido deportados mientras sus hijos fueron entregados en adopción en los primeros seis meses de este año, según cifras de la organización Applied Research Center (ARC). “Durante esta jornada hemos repartido además más de 300 canastas con alimentos básicos para familias que realmente las necesitan”, añadió Salas en alusión a la época de vacas flacas que ha castigado severamente a los hispanos.

Según las más recientes estadísticas del Departamento de Agricultura, uno de cada cuatro hogares hispanos en EU sufre “inseguridad alimenticia”, un concepto que define la incapacidad de las familias para alimentar a todos y cada uno de sus integrantes ante la necesidad de cubrir los gastos de vivienda, educación o transporte.

Según estas mismas cifras, la dificultad para asegurar la alimentación familiar en EU afecta a 15% de la población total; esto es, poco más de 46 millones de personas.

Entre la población latina, uno de cada cuatro latinos (26%) o 13 millones, están en riesgo de sufrir hambre.

El hecho de que la comunidad inmigrante haya sufrido este año una de las más duras campañas de persecusión ha animado a los organizadores de esta marcha a exigir a la administración Obama no dar la espalda a la tradición de un país que ha sido tierra de inmigrantes desde su fundación, el 4 de julio de 1776.

“Hemos sufrido un año muy complicado. Pagando las consecuencias que han traído consigo un sistema migratorio que está roto. Por eso hemos decidido marchar, para denunciar esta situación, para no quedarnos callados y, sobre todo, para advertir que somos una comunidad muy valiente y muy trabajadora que no nos vamos a dar por vencidos”, aseguró Salas.

“Hemos querido defender ese histórico espíritu de bienvenida que ha beneficiado a varias generaciones de inmigrantes que llegaron a EU”, añadió Salas en el marco de unos eventos que han querido resaltar las serias dificultades que enfrenta la comunidad migrante y rendir un pequeño homenaje por adelantado a todas aquellos trabajadores que no podrán celebrar el Día de Acción de Gracias porque estarán sirviendo la mesa a millones de familias que sí están listas para celebrar, en distintos puntos de EU.

 

 



Ver más @Univ_Mundo
comentarios
0