aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ven muy difícil reforma migratoria este año

El Universal
Jueves 11 de marzo de 2010
El diario “Politico” alude a dificultad que plantean las elecciones

WASHINGTON (DPA).— La reforma migratoria prometida por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se percibe como algo cada vez más improbable, al menos para lo que resta de un año de elecciones parlamentarias y con otros proyectos, como la reforma de la salud, aún sin resolver, afirmó ayer el diario digital Politico.

“Con la reforma de la salud cubriendo la capital como una niebla en una película de terror y las propuestas de ley de empleo, cambio climático y presupuestos a la cola, las posibilidades de aprobar una reforma migratoria políticamente arriesgada están en algún lugar entre cero y excepcionalmente remotas”, sostuvo el rotativo.

Según Politico, la esperanza ahora es que se logre un consenso “alrededor de alguna medida que podría ser aprobada en algún momento no demasiado distante, pero no en un año electoral” como este 2010, en el que se renuevan todo el Congreso y un tercio del Senado.

Sin embargo, eso no es suficiente para aquellos grupos hispanos y proinmigración que llevan reclamando insistentemente el cumplimiento de la promesa migratoria de Obama. “Para la comunidad latina de este país, (la reforma migratoria) es la causa de derechos civiles de su tiempo, así que un retraso obviamente provocará más desilusión”, señaló Politico, que citó como fuente al senador demócrata Rob Menéndez.

Una reforma migratoria “sellaría el compromiso de esta comunidad con el Partido Demócrata”, sostuvo Politico, que aludió así a la forma en que el voto latino, que constituye ya la primera minoría de Estados Unidos, incidió en la victoria de Obama.

Lo cierto es que incluso en el seno demócrata, dijo el diario digital, “el apetito por un gran nuevo impulso en inmigración es el más débil en años” y, a decir de la congresista Susan Collins, del Comité de Seguridad Nacional, éste es un tema en el que ni siquiera está “pensando” en estos momentos.

Del lado republicano también flaquean los antiguos apoyos, incluyendo el del ex candidato presidencial John McCain, quien tras abogar por la reforma ahora elude el tema en vista de que su principal contendiente para su escaño en el Senado en las elecciones de noviembre, J.D. Hayworth, es un vehemente opositor a la reforma migratoria.

Obama recibe hoy en la Casa Blanca a los senadores Charles Schumer, demócrata, y Lindsay Graham, republicano, para que lo “pongan al día” sobre la propuesta de reforma migratoria bipartidista que llevan elaborando desde hace seis meses y que, se esperaba, debían haber hecho pública a comienzos de año, algo que no sucedió.

En entrevista para Politico, Graham habló del pesimismo del republicano respecto a las posibilidades de éxito de su propuesta, lamentando asimismo la falta de liderazgo de Obama en este asunto. “El presidente tiene que esforzarse más (...) una frase (sobre inmigración) en su discurso sobre el Estado de la Unión no es suficiente”, se quejó.

Los grupos partidarios de una reforma migratoria están convocando a miles de personas para realizar una marcha “masiva” en Washington el próximo 21 de marzo para exigir a Obama cumplir su promesa de campaña.

 

 



Ver más @Univ_Mundo
comentarios
0