aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Washington va contra Honduras

J. Jaime Hernández Corresponsal| El Universal
Miércoles 26 de agosto de 2009
Limita la cantidad de visados emitidos al país

WASHINGTON.— Estados Unidos reaccionó ayer a las críticas de su falta de acción contra el régimen de facto de Honduras suspendiendo la casi totalidad de los visados para los ciudadanos hondureños que deseen viajar al país.

La decisión se produjo en momentos en que la Organización de Estados Americanos (OEA) reconocía que fracasó un nuevo intento por lograr que el gobierno golpista acepte el Acuerdo de San José y reinstale en la Presidencia a Manuel Zelaya ante la “falta de disposición” de las autoridades de facto.

La suspensión de visados afectará, según el Departamento estadounidense de Estado, las aproximadamente 30 mil peticiones de visa anuales que EU suele conceder para visitantes no inmigrantes. Los casos de emergencia, como personas que necesitan asistencia médica o tienen que asistir a funerales, serán estudiadas de forma especial. La decisión, que afectará a partir de este miércoles a todos los visados para viajes de turismo, negocios, de intercambio, estudiantes y periodistas, ha sido justificada por el Departamento de Estado con una medida para “apoyar la misión” de los cancilleres de la OEA en Honduras. “Con esta decisión queremos demostrar el grado de interés y compromiso que tenemos con el proceso de normalización en Honduras”, aseguró un funcionario del Departamento de Estado al reiterar que la administración del presidente Barack Obama considera que lo ocurrido en Honduras ha sido un “golpe de Estado”.

“Creemos que una solución negociada es el camino más apropiado y el Acuerdo de San José la mejor solución”, consideró a su vez el portavoz Ian Kelly en un nuevo intento de presionar al gobierno de Roberto Micheletti para que acepte el plan promovido por el presidente costarricense, Óscar Arias.

Sin embargo, la comisión de cancilleres de países miembros de la OEA —incluyendo la canciller mexicana Patricia Espinosa y el secretario general del organismo, José Miguel Insulza— no consiguió que el gobierno de facto hondureño cambie su postura. “Este es un país soberano, aquí nadie puede venir a imponernos nada”, subrayó Micheletti. También dijo que está dispuesto a aceptar “las consecuencias graves” que su negativa a reinstalar a Zelaya pueda tener. (Con información de EFE)



Ver más @Univ_Mundo
comentarios
0