aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Colombia manda 14 ‘paras’ a EU

José Vales| El Universal
Miércoles 14 de mayo de 2008
Catorce ex jefes de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), encabezados por dos de sus líderes más influyentes, Salvatore Mancuso, y Fernando Murillo, Don Berna, fueron extraditados ayer a Estados Unidos, en una sorpresiva y cuestionada decisión del presidente de Colombia, Álvaro Uribe, para quien los ‘paras’ “habían vuelto a delinquir

BUENOS AIRES.— Catorce ex jefes de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), encabezados por dos de sus líderes más influyentes, Salvatore Mancuso, y Fernando Murillo, Don Berna, fueron extraditados ayer a Estados Unidos, en una sorpresiva y cuestionada decisión del presidente de Colombia, Álvaro Uribe, para quien los ‘paras’ “habían vuelto a delinquir”.

Los altos ex jefes paramilitares, casi todos ellos beneficiados por la Ley de Justicia y Paz en el 2006, cuando decidieron desmovilizarse, eran requeridos en tribunales estadounidenses por los delitos de lavado de activos y narcóticos.

La decisión de Uribe fue duramente cuestionada por los familiares de las víctimas y por la oposición. El senador y ex candidato a la presidencia por el Partido Liberal, Rafael Pardo, aseguró que las extradiciones ratifican el “fracaso de la ley de Justicia y Paz, ya que el presidente extradita a quienes tienen las pruebas contra los parapoliticos”.

En representación de las víctimas, Jorge Rojas, del centro de Derechos Humanos y Desplazamiento (CODHES), consideró, con ironía, “una jugada maestra” la del presidente Uribe para mostrar ante la comunidad internacional que está enfrentando a los paramilitares y para que éstos dejen de hablar en Colombia.

La investigación de la parapolítica, que involucró a 63 congresistas oficialistas y por momentos amenaza con involucrar a Uribe es, a la vista de analistas, la causa de que el presidente decidiera extraditar a los paramilitares.

Esposados, con cadenas al cuello y custodiados por un fuerte dispositivo de seguridad, los paramilitares fueron trasladados a Miami. Serán procesados en cinco juzgados de distrito repartidos por todo el país.

“Estas extradiciones son otro paso sustancial del gobierno de Colombia, en colaboración con Estados Unidos, para juzgar a aquellos que apoyan a organizaciones terroristas y envían drogas ilegales a este país”, afirmó el Fiscal Feneral estadounidense, Michael Mukasey. Además, el Departamento de Justicia precisó que no pedirá cadena perpetua para ninguno de los extraditados.

Las más golpeados con la decisión de Uribe son las víctimas de los paramilitares y sus familiares, quienes advierten que reclamarán ante los tribunales internacionales. De hecho, Eduardo Carreño, el abogado que defiende a los familiares de las víctimas de la masacre de Mapiripán, donde en 1997 murieron cientos de pobladores a manos de los ‘paras’ dijo: “Acudiremos a la Corte Penal Internacional porque estas extradiciones son un fuerte golpe”.

Según la confesión deMancuso al Senado, en 2005, en esa población un grupo de paramilitares bajo sus órdenes y la de Carlos Castaño, habrían perpetrado la masacre, la que para Carreño ahora corre el riesgo de quedar impune.

“Aquí los derechos de las víctimas se han desconocido abiertamente”, precisó el abogado, (Con información de Agencias)



Ver más @Univ_Mundo
comentarios
0