aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Castigan votantes galos a Sarkozy

El Universal
Lunes 10 de marzo de 2008
Triunfa la izquierda en la primera vuelta de elecciones regionales

PARÍS (Agencias).— El centroderechista Unión por un Movimiento Popular (UMP), del presidente Nicolas Sarkozy, sufrió ayer un revés en la primera ronda de elecciones locales, que amenaza con opacar su posición política a menos de un año luego de que el presidente galo asumiera el cargo.

Los opositores socialistas parecían determinados a ganar en París y la segunda ciudad de Francia, Lyon, la cual le arrebataron a la derecha en 2001. Los resultados iniciales también sugerían que habían logrado triunfos en varias ciudades dominadas por el UMP y podrían obtener algunas notables victorias en la segunda ronda electoral el 16 de marzo.

El líder socialista Francois Hollande dijo que los votantes habían lanzado una amenaza a Sarkozy y al gobierno, pero advirtió contra un exceso de confianza de la izquierda.

“Todo está abierto, nada ha sido ganado. Es alentador, pero ahora otra etapa debe ser alcanzada”, dijo.

Un sondeo a nivel nacional entre los votantes hecho por el Instituto CSA atribuye la victoria a la izquierda y los Verdes con 47.5% de los votos, casi tres puntos porcentuales menos que en 2001. Los conservadores bajaron de 47% a 40%, mientras que como contraparte el nuevo partido de centro MoDem consiguió 4.5%.

La izquierda podría sumar varias ciudades grandes, algo considerado un debilitamiento para Sarkozy.

Además de renovar los concejales en los casi 37 mil municipios de Francia, los aproximadamente 44 millones de votantes estaban llamados a las urnas también para elegir en 2 mil 20 cantones (la mitad de los existentes) a miembros de Consejos Generales, órganos ejecutivos de los Departamentos.

Aunque se trata de elecciones locales, tienen un significado nacional y permitirán medir la relación de fuerzas entre los principales partidos políticos, en un contexto marcado por la fuerte caída de popularidad del conservador Sarkozy desde comienzos de año y por una coyuntura económica desfavorable. Uno de cada dos franceses consideraba que si el partido de Sarkozy perdía varias ciudades grandes, sería una “derrota personal” para el presidente.



Ver más @Univ_Mundo
comentarios
0