aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Marina de Estados Unidos dispara misil contra satélite

El Universal
Jueves 21 de febrero de 2008
Un funcionario del Departamento de Defensa de Estados Unidos informó anoche que un misil lanzado desde un barco alcanzó a un satélite espía inactivo estadounidense, que se precipitaba desde hace varios días sobre la tierra, a unos 210 kilómetros por encima de la superficie terrestre

WASHINGTON (Agencias).— Un funcionario del Departamento de Defensa de Estados Unidos informó anoche que un misil lanzado desde un barco alcanzó a un satélite espía inactivo estadounidense, que se precipitaba desde hace varios días sobre la tierra, a unos 210 kilómetros por encima de la superficie terrestre.

Sin embargo, hasta el cierre de esta edición no se había ofrecido más detalles. Dos funcionarios del Departamento de Defensa dijeron que el misil fue lanzado con éxito; un oficial cercano al proceso indicó que se dio en el blanco y añadió que los detalles sobre los resultados de la operación aún no estaban disponibles.

La meta de esta misión, la primera en su tipo para la Marina, no era solo darle al satélite, sino destruir el tanque contiene hidracina, un combustible tóximo, y que mide alrededor de 0.9 metros.

El Pentágono había declarado que la ventana de oportunidad para hacer blanco en el satélite se abrió ayer cuando el Atlantis aterrizó en Florida. El Departamento de Defensa quería estar seguro de que el transbordador no sería impactado por ningún residuo del satélite destruido.

Según el Pentágono, el misil táctico Standard-3 tenía un lapso de 10 segundos para desintegrar al satélite. El barco Lake Erie, situado en el Pacífico Norte, al oeste de Hawai, fue el punto desde el que se disparó el misil.

La semana pasada, el presidente estadounidense, George W. Bush, ordenó el derribo del satélite espía, de unos 2 mil 270 kilos, debido al peligro de que en el choque con la atmósfera terrestre diseminara gases tóxicos (hidracina) contenidos en su tanque de combustible.

A lo largo de la jornada, el Departamento de Defensa avisó que las condiciones climatológicas debían ser perfectas y que las olas de hasta dos metros reinantes en la zona eran “ligeramente superiores a lo deseado” por el Pentágono.

Estados Unidos tenía previsto desembolsar hasta 60 millones de dólares para poder llevar a cabo esta tarea, muy seguida por los medios de comunicación estadounidenses debido a la espectacularidad y la precisión requerida en la operación.

En este sentido, el consejero y asesor adjunto de Seguridad Nacional de Estados Unidos, James F. Jeffrey, advirtió recientemente que sólo había una posibilidad remota de que el satélite se desplomara sobre Tierra, superara intacto la entrada en la atmósfera terrestre y diseminara gases tóxicos.

Las autoridades estadounidenses han asegurado que existen pocas posibilidades de que los restos del satélite caigan en zonas pobladas.



Ver más @Univ_Mundo
comentarios
0