El Universal

El caso

14 personas fueron acusadas por la Fiscalía de Estados Unidos por 47 cargos en los que destacan el crimen organizado, fraude y lavado de dinero.

Nueve de los 14 son directivos de la FIFA y sobresalen en un esquema delictivo que tiene más de dos décadas operando en la Confederación Norte, Centroamérica y el Caribe (Concacaf).

Los otros cinco de la lista son ejecutivos de mercadotecnia de Sudamérica.

La fiscalía de Estados Unidos mediante Loretta Lynch reveló que las detenciones de ocho directivos de la FIFA en Suiza se dio porque los sobornos que habrían realizado fueron desde suelo estadounidense o se efectuaron a través del sistema bancario de dicho país.

Polémica por sedes mundialistas

Sobornos por derechos para Copa América

Una empresa pagó más de 100 millones de dólares en sobornos a dirigentes de la Conmebol por los derechos de transmisión dela Copa América, reveló una investigación del Departamento de Justicia estadounidense.

Los dirigentes se adjudicaron, mediante el cobro de cuantiosos sobornos, los derechos de transmisión televisiva de la Copa América de 2015, 2019, y 2023, así como de la edición especial de 2016 en Estados Unidos que se organiza para festejar el centenario de ese torneo.

En una resolución de acusación presentada a esta corte el pasado 20 de mayo, se detalla la celebración de un contrato entre la Conmebol y una empresa creada en 2013, llamada Datisa, a la que se le otorgaron los derechos "comerciales a nivel global y exclusivos" de las cuatro Copas América.

Qatar y Rusia, en el ojo del huracán

Por su parte la justicia suiza inició un proceso penal relacionado con las elecciones de las sedes de las Copas Mundiales de 2018 y 2022 por sospecha de mala gestión y lavado de dinero.

En particular, la FIFA fue fuertemente criticada por otorgar el Mundial de 2022 a Qatar, un pequeño país desértico sin una tradición local en futbol.

La entidad se vio forzada a admitir que Qatar era demasiado caluroso para jugar futbol en verano, cuando se realiza tradicionalmente la Copa, obligando a reformular horarios para cambiar la fecha.

El mercado de acciones de Qatar cayó con fuerza tras la noticia de la investigación suiza y un funcionario ruso dijo que su país seguirá organizando el Mundial de 2018.