EL UNIVERSAL | Domingo EL UNIVERSAL Domingo
El otro Aburto

A lo largo de 20 años, Mario Aburto ha sostenido poco más de 100 conversaciones telefónicas con su familia, radicada en Los Ángeles, California. En los diálogos, que van de los 2 a los 8 minutos, el asesino confeso de Luis Donaldo Colosio asegura que es inocente del crimen por el que fue juzgado y sentenciado, y acusa que ha pasado largos periodos --hasta nueve meses-- incomunicado, lo que contravendría sus derechos constitucionales. En los diálogos queda claro que tiene acceso a noticias difundidas en revistas y espacios televisivos, lo que constituye un tema recurrente con su padre.

Leer transcripción de las llamadas