De acuerdo con especialistas, tomar los primeros tragos de alcohol cuando aún se es niño o en la primera etapa de la adolescencia no sólo incrementa la posibilidad de daño en el cerebro y otros órganos, sino que hay tres veces más probabilidades de desarrollar la dependencia al alcohol en la edad adulta

Daños en el organismo por el consumo de alcohol
Así se absorbe
Así se desecha
20%
A traves del estómago
80%
Se asimila en el intestino delgado
La sangre con alcohol recorre el cuerpo y llega hasta el cerebro
10%
A traves del aliento, la saaliva, las heces y el sudor
90%
Metabolizado por el hígado
Los riñones recolectan las sustancias resultantes, que son fltradas y enviadas a la vejiga
La ingesta de alcohol provoca:
Hipertensión arterial
Alteraciones del ritmo cardiaco, Cardiopatía isquémica
Accidentes cerebrovasculares
La irritación de las paredes de diversos órganos lo que causa:
Esofagitis
Gastritis
Úlceras
Cáncer
Pancreatitis
Hepatitis alcohólica
También puede haber cirrosis como consecuencia de la acumulación de fibrosis ("cicatrices") en el tejido
Los alcohólicos crónicos presentan alteraciones en el hígado
y a la larga desarrollan
Anemias
Trombocitopenias
Trastornos de coagulación
También se genera desnutrición, lo que desemboca en:
Neumonía
Tuberculosis
Meningitis
Infecciones cutáneas
Peritonitis
Derrames cerebrales
Daña de manera irreversible a las neuronas, lo que deterior
a su función, hasta llegar a cuadros clínicos de difícil control
Neuropatía periférica
Desmielinización del nervio óptico
Trastorno delirante
Delirium tremens
Convulsiones
Estará suspendido de un cinturón flotante que abarcará 6 metros debajo de la superficie y 6 metros arriba

Textos

Guillermo Cárdenas

Edición

Renata Sánchez

Infografía

Paul Perdomo

Diseño

Jeremías Benítez

Claudia Mota

Fuentes

Agencias informativas