aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Los reacomodos de la industria

Por Gabriel Sosa Plata| El Universal
Miércoles 06 de abril de 2011

http://blogs.eluniversal.com.mx/mediatec

Cuando el maestro Miguel Ángel Granados Chapa dio a conocer el 23 de enero la inminente adquisición de Iusacell por parte de Televisa, la reacción en contra del columnista y del periódico en el que escribe fue en general muy dura. En aquella ocasión las empresas aludidas marcaron sus distancias e incluso mencionaron que mantenían “varias diferencias como competidores”.

El periodista reconoció que fue un error, pero siempre prevalecieron dudas. Es evidente que, entonces, la filtración logró generar un alto impacto en el sector y que no fue una revelación ingenua porque pudo haber tenido como propósito abortar una operación que quizás avanzaba, bajo el escenario de confrontación pública entre Grupo Televisa y Grupo Salinas por la ya afamada licitación 21.

¿Desde cuándo ambas empresas sostienen conversaciones para esta operación? Hasta ayer por la tarde no se contaba con ese dato, pero Televisa confirmó ante la BMVque sí está en pláticas con Iusacell para establecer una sociedad. Sin embargo, aclaró, “hasta el momento, un acuerdo entre Televisa y Grupo Iusacell no se ha concretado”.

En todo caso, hay un acercamiento que se presenta justo en el contexto de creación del movimiento “Todos Unidos contra Telcel” (Tucotel), que involucra a empresas de Televisa y de Grupo Salinas, con el fin de mejorar las condiciones de competencia en el sector mediante la disminución de las tarifas de interconexión establecidas por la telefónica de Carlos Slim, en diciembre del año pasado.

Este movimiento ha sido reforzado con una campaña en televisión abierta y restringida para cuestionar la calidad y tarifas de los servicios de Telcel y Telmex, así como para denostar al hombre más rico de México y el mundo. Paralelamente, las telefónicas están impedidas de anunciarse en las cadenas nacionales de televisión por desacuerdos con las televisoras y, en respuesta, han emprendido, principalmente en medios impresos e internet, una campaña en la que cuestionan las prácticas monopólicas de la televisión abierta y por cable.

La guerra ha derivado en la presentación de denuncias ante los órganos reguladores, cuyas consecuencias son imprevisibles ante la lentitud con la que el gobierno ha reaccionado. ¿Alguien saldrá victorioso? No habrá ni vencedores ni vencidos, sino un reacomodo en el sector, uno más, en el que se definen dos grandes jugadores: el encabezado por las televisoras y el de las telefónicas de Slim.

Esto significa que, en caso de concretarse la alianza Televisa-Iusacell, la apuesta sería acrecentar la participación de Iusacell en el mercado de la telefonía con el apoyo de las cadenas de televisión, obtener mejores tarifas de interconexión, a costa de la rentabilidad de Telcel, y trabajar en conjunto para evitar que Telmex ingrese al mercado de televisión restringida y abierta, al menos por un tiempo más.

Este tiempo ganado, permitirá a Televisa consolidarse en la televisión por cable y satelital, acrecentar su participación en otros servicios de telecomunicaciones (Bestel e hilos de fibra óptica de la CFE) e incursionar de la mano, en alianza con Grupo Salinas, en la telefonía móvil con una de las redes más avanzadas. A su vez, Grupo Salinas desarrollará en mejores condiciones su novedoso servicio de banda ancha, llamado Total Play.

En este escenario, surge ahora la propuesta de MVS Comunicaciones de desarrollar, con otros inversionistas, un nuevo servicio de banda ancha móvil con tecnología LTE. Se trata de un ambicioso proyecto que busca aumentar la infraestructura y servicios de telecomunicaciones, así como abaratar las tarifas. Sin embargo, su aprobación y despliegue afecta intereses de otros operadores, por lo que puede abrirse un nuevo flanco de batalla.

Si se tuvieran políticas públicas en el sector, hoy se le estaría dando la bienvenida al nuevo consorcio concesionario. Pero no es así. Nuestra clase política no puede ni quiere encontrar la mejor fórmula para la paz y competencia, porque sus propios intereses están en otra parte: en los procesos electores de este año y del siguiente.



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0