aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Menos aceite en tiendas

Ramiro Alonso| El Universal
Viernes 23 de mayo de 2008
Productores retrasan sus entregas y avisan a clientes que hagan sus reservas por el incremento en precios que esperan continúe

ramiro.lucero@eluniversal.com.mx

El desvío de la producción de granos como soya, canola y cártamo para producir biocombustibles empiezan a reflejar desabasto en México.

Aracely Sánchez, líder de mercadotecnia de Abastecedora de Abarrotes Scorpion, informó que la empresa de aceite comestible Cristal les advirtió que sus pedidos llegarían dos semanas después de levantada la orden debido a falta de inventario.

“Lo que ellos nos dijeron fue que los pedidos ya estaban levantados pero que los podría surtir dentro de dos semanas”, aseguró.

Sánchez señaló que esta fue la primera ocasión en la que Cristal Distribuidora de Aceite no cumplió con la entrega a tiempo de sus pedidos, pero proveedores como Nutrioli, Capullo, 1-2-3, Cocinera, Maravilla y Victoria, ya les habían advertido que hicieran “pedidos de protección” desde el mes de marzo por el alza de precios en el producto.

Abastecedora Scorpio distribuye sus productos en el Distrito Federal y su zona metropolitana en más de 20 sucursales.

Por su parte, representantes de la distribuidora de abarrotes La Gran Barata comentaron que el precio del aceite se ha incrementado desde que inició el año en 50%.

El aceite Capullo, comentaron, hace seis meses costaba 22 pesos, tres meses después su precio se elevó a 24 pesos, y hoy en día el litro ronda los 29 pesos.

Un sondeo realizado por EL UNIVERSAL en tiendas de autoservicios como Chedraui, Mega Comercial Mexicana y Bodega Aurrera, reveló que los anaqueles de los aceites se encuentran semivacíos.

En algunos también incluyen la leyenda “producto temporalmente agotado”.

Amadeo Ibarra, director general de la Cámara Nacional de la Industria de Aceites y Grasas Comestibles (Caniag), aseveró que no ven en el corto plazo problemas de abasto, aunque “el abasto yo le diría que no está ciento por ciento garantizado”.

El directivo explicó que a partir de que Estados Unidos dispuso de cierta parte de la producción de granos para la generación de biocombustibles, las cosechas de granos y oleaginosas se han racionalizado.

Actualmente Estados Unidos destina entre 30 y 35 millones de toneladas de maíz a la generación de etanol, lo cual generó una demanda agregada adicional. Y como México depende en 95% de la importación de granos y oleaginosas para la producción de aceites comestibles, los rasgos de desabastos comienzan a emerger.

México es deficitario en la producción de semillas oleaginosas, por lo que las empresas aceiteras deben importar cerca de 95% de las semillas para elaborar aceites y grasas vegetales, a decir de Ibarra.

Actualmente, México importa de Estados Unidos semillas de soya y canola por un importe cercano a los 2 mil millones de dólares anuales, de los cuales mil 500 van para soya y 450 millones de dólares a canola.

De septiembre de 2006 a noviembre de 2007, el costo de importaciones de futuros de soya se incrementó 75%, en consecuencia, los aumentos en los precios de sus derivados, aceite y pasta fueron similares, de 70%.



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0