aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




‘Inadecuada’, la acción de Chávez, afirma Carstens

El Universal
Sábado 05 de abril de 2008
Se puede afectar la relación entre países: diputados

El gobierno de México expresó su preocupación a su similar de Venezuela por la decisión de nacionalizar la industria cementera, misma que pudiera afectar los intereses de Cemex.

El subsecretario para América Latina y el Caribe, Gerónimo Gutiérrez, en un encuentro con el embajador de Venezuela en México, Roy Chaderton, reiteró que el gobierno de México velará por los intereses legítimos de las empresas mexicanas en el exterior.

Por su parte, en Acapulco, el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, dijo que “es una acción inadecuada, donde no se respetó la propiedad y el derecho de los mexicanos. No hay más que reprobar esa acción”.

En la ciudad de México, el presidente Felipe Calderón dijo, sin mencionar de manera directa a Venezuela, que es preocupante la “incertidumbre acerca del respeto a los derechos de propiedad y patrimoniales”, en un entorno regional donde la inversión es productiva y genera empleo.

En tanto, diputados federales del PAN, PRD y PRI coincidieron en que la nacionalización del cemento en Venezuela pone en jaque la relación con México.

El vicepresidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, el panista Cristian Castaño, calificó de “reprobable” la decisión del presidente Hugo Chávez; el coordinador del PRD, Javier González Garza, admitió que sí podría haber una ruptura en la relación diplomática, y el diputado priísta Edmundo Ramírez aseguró que debe ser un tema a tratar en la próxima sesión ordinaria en San Lázaro.

En un comunicado, la Secretaría de Relaciones Exteriores difundió el contenido de la reunión que Chaderton sostuvo con Gutiérrez; señaló que el embajador venezolano aclaró que esta política de nacionalización va dirigida a todo el sector de la industria cementera y no a una empresa o país en particular.

Señaló que el proceso de nacionalización está apegado al marco constitucional de Venezuela y mediando negociaciones con las empresas involucradas.

En Acapulco, el gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz, dijo que en la era de globalización es fundamental que los países respeten los derechos de propiedad de las empresas, es un principio básico de convivencia internacional”, destacó.

En la ciudad de México, Valentín Díez Morodo, presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior, aseguró que esta acción del gobierno venezolano llevará a los empresarios mexicanos a analizar los sitios en donde conviene invertir.

Guillermo Prieto Treviño, presidente de la BMV, mencionó que las acciones emprendidas por el gobierno de Hugo Chávez son una práctica de mercado “totalmente fuera de contexto”.

Añadió que la cementera mexicana representa alrededor de 50% del mercado venezolano.

En conferencia de prensa posterior a su participación en la Convención Nacional Bancaria, Carstens añadió que la Secretaría de Relaciones Exteriores ya atiende el asunto. Sin embargo, manifestó que en cuanto tenga él la posibilidad de contactarse con algún funcionario venezolano, planteará la inconformidad.

Robert Schiller, profesor de economía de “Stanley B. Resor” del Departamento de Economía de la Fundación Cowless para la Investigación Económica de la Universidad de Yale, aseguró que la industria del cemento es una de las últimas que se deberían nacionalizar en cualquier país.

Los diputados Castaño, González Garza y Ramírez consideraron que será prioritario exigir una explicación al gobierno de Chávez sobre las acciones a tomar para indemnizar a Cemex.

Para González Garza, el asunto es delicado y sí podría afectar la relación de México con el gobierno de Chávez. (Romina Román, José Manuel Arteaga, Ana María Rosas, Andrea Merlos y Natalia Gómez/enviados y reporteras)



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0