aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Buscan que CFE firme contratos duraderos

Jorge Ramos y Noé Cruz| El Universal
Jueves 28 de febrero de 2008
La IP impulsa que productores de Estados Unidos tengan acceso a ellos

jorge.ramos@eluniversal.com.mx

noe.cruz@eluniversal.com.mx

El sector empresarial impulsa, en el marco de la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN), que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) celebre contratos de largo plazo para la compra de electricidad con productores de Estados Unidos.

La recomendación fue hecha desde el año pasado con la finalidad de que el esquema de contratación de 15 o hasta 20 años se inicie en 2010, plasmada en el documento Construyendo una América del Norte segura y competitiva.

El Consejo de Competitividad de América del Norte (NACC, por sus siglas en inglés y en el que participan agrupaciones empresariales de México, Estados Unidos y Canadá), recomienda permitir a la paraestatal incursionar en “contrataciones a largo plazo”.

En la actualidad, la CFE realiza la compra de energía eléctrica del mercado estadounidense utilizando los sistemas de interconexión, hasta por 335 gigawatts-hora (Gwh), de los cuales 97% ingresa por el área de Baja California.

De hecho, la instalación de plantas de generación operadas por privados en territorio mexicano que utilizan permisos de exportación, puesto que la energía que producen tiene como destino final Estados Unidos, ha permitido un alza importante en el volumen de electricidad que México le vende a clientes estadounidenses.

Las empresas AES, Energía Azteca, Energía de Baja California, Energía de Mexicali, Fuerza Eólica de Baja California, Generadora del Desierto y Termoeléctrica de Mexicali incrementaron las exportaciones en 2,447% en los últimos 10 años.

Por el lado de las compras, en 1997 la CFE llegó a adquirir hasta mil 510 Gwh, y al cierre de 2007 el volumen se redujo a 335 Gwh, es decir, una reducción de 78%, de ahí la preocupación de los productores de EU que buscan comprometer a la CFE con contratos de largo plazo, para evitar futuras caídas en el nivel de ventas.

Por lo pronto, el NACC entregó ya el documento a los miembros de ASPAN, que integran México, Estados Unidos y Canadá, desde 2005, en el que hacen “recomendaciones” a México en materia energética, pero con reconocimiento a su soberanía. “Se incluyen recomendaciones que pueden ayudar a México a acelerar el desarrollo de sus recursos energéticos, reconociendo en toda ocasión el papel exclusivo y soberano de México para llevar a cabo iniciativas que eleven su competitividad en este sector energético”, establece el NACC.

Este miércoles se realizó en Los Cabos, Baja California Sur, una reunión de trabajo de ministros con miembros del NACC, y se espera que hoy den a conocer un comunicado con los avances tratados sobre estos y otros temas que los empresarios enlistaron en 51 recomendaciones.

“En algunos temas la discusión se encuentra estancada, por lo que se requiere la intervención decidida de los gobiernos”, como la indisposición a la apertura de carga aérea entre México y su vecino del norte.

De hecho, en el documento Construyendo una América del Norte segura y competitiva, dirigido a los presidentes de México, Felipe Calderón, y de Estados Unidos, George Bush, así como al primer ministro de Canadá, Stephen Harper, los empresarios expusieron su queja porque México no da señales de avanzar en la apertura para el transporte de carga aéreo.

“Nos desalienta el señalamiento por parte de México en el sentido de no estar en condiciones de seguir adelante con la recomendación propuesta por nuestro Consejo, en relación a un acuerdo de liberalización de regulaciones de carga aérea con los Estados Unidos”, reclaman.

Los empresarios reconocen que México haya firmado en abril de 2007 con Estados Unidos, también como resultado de los trabajos de ASPAN, el Acuerdo sobre Megapuertos, con lo cual la Administración General de Aduanas mexicana ubicará equipos de detección y prevención del contrabando de materiales nucleares y de otras sustancias radioactivas en las instalaciones de los cuatro principales puertos mexicanos —Manzanillo, entre ellos— mismos que representan 90% del tráfico de contenedores en México.



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0