aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Amplían cobertura de celular a los más pobres de México

Angelina Mejía Guerrero| El Universal
Lunes 14 de enero de 2008
En los segmentos socioeconómicos de bajos recursos (D +, D y E), 49% de los mexicanos cuentan con un teléfono móvil, de acuerdo con un estudio de The Competitive Intelligence Unit (CIU)

angelina@eluniversal.com.mx

En los segmentos socioeconómicos de bajos recursos (D +, D y E), 49% de los mexicanos cuentan con un teléfono móvil, de acuerdo con un estudio de The Competitive Intelligence Unit (CIU).

“Esto significa que una de cada dos personas de estos niveles cuenta con un celular”, dijo Ernesto Piedras, presidente de la consultora especializada en telecomunicaciones.

De la población mexicana, 78% se ubica en estos estratos. En el D, el ingreso familiar mensual es de un mínimo de 2 mil 700 pesos y un máximo de 6 mil 800 pesos, en tanto que en el E, en los hogares se percibe un ingreso mensual de hasta 2 mil 699 pesos.

Destacó que sólo 20% de la población en México no cuenta con ningún tipo de línea telefónica.

Relató que de un año a otro (de 2006 a 2007) 5% de la población que no tenía un teléfono, ni fijo ni móvil, pudo adquirir una línea.

Así, 32.2% de los mexicanos tienen telefonía, ya sea móvil o fija; 18.9% cuentan con acceso a una línea celular y 28.8% una línea fija, es decir, no tienen un teléfono celular.

Piedras señaló que este fenómeno se debe a las agresivas estrategias aplicadas por los operadores, con precios cada vez más accesibles y por la facilidad de “heredar” los equipos celulares entre familiares, amigos o gente cercana.

Una vez que los operadores tienen servido el mercado de más altos ingresos, buscan penetrar en los segmentos de menor poder adquisitivo y de menor edad, subrayó. Además, dijo, un teléfono celular representa una herramienta de trabajo, pues, para muchos que ofrecen sus servicios, es la única forma de ser contactado.

Además, con la entrada en vigor del esquema “el que llama paga” a nivel nacional e internacional, muchos inmigrantes mandan a sus familias un celular para poder comunicarse con ellos, pues los que reciben la llamada no tienen que pagar por ésta.

Respecto de los niveles socioeconómicos más altos, A y B, se registra una penetración superior a 100%, según el reporte de CIU. Muy de cerca están los siguientes segmentos: C y C+, en los cuales 92% de las personas que los conforman cuentan con un teléfono móvil.

Piedras dijo que la evolución del gasto de los hogares en servicios de telecomunicaciones es significativa. En 1991 los hogares gastaban en promedio 111 pesos al mes en estos consumos, y en 2007 esta cifra ascendió a 3 mil 809 pesos, lo cual se debe a la existencia de más opciones, pues ahora las familias tienen, además de telefonía, internet y televisión de paga, entre otros servicios.



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0