aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Sin pensión, casi 50% de adultos mayores: BID

Rubén Migueles Tenorio| El Universal
Jueves 17 de octubre de 2013
El envejecimiento de la población es creciente, dice

rubé[email protected]  

En México casi la mitad de los adultos mayores (de 65 años o más) no cuentan con una pensión debido al creciente peso de la economía informal. El rápido envejecimiento de la población en el país y en América Latina tenderá a agudizar este problema, profundizando los niveles de pobreza en la región, advierte un estudio elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El organismo recomendó reformas en América Latina para sistemas de pensiones universales y subsidios al empleo formal. “La cobertura universal debería ser un principio básico de los sistemas de pensiones”, señaló Santiago Levy, vicepresidente de Sectores y Conocimiento del BID, en la presentación del libro “Mejores pensiones, mejores trabajos. Hacia la cobertura universal en América Latina y el Caribe”.

Agregó el texto que dicha universalidad se debe lograr con políticas y programas que den rumbo a los incentivos de empresas y trabajadores en la dirección de formalidad y la productividad en el empleo y que dichos sistemas de pensiones sean fiscalmente sostenibles.

En México sólo 52.6% de la población con 65 años o más cuenta con una pensión, contra 62.5% que se registra en Latinoamérica. Sólo 34.7% de los trabajadores cotiza hoy a la seguridad social, tasa inferior a 44.7% que promedia en AL.

El libro del BID advierte que la mayoría de sistemas de pensiones en América Latina y el Caribe no está cumpliendo con sus funciones, aun cuando algunos países de la región han hecho avances recientes en cobertura de pensiones mediante beneficios no contributivos (es decir, que no provienen de lo que ha ahorrado el trabajador durante su vida laboral).

Aun así, 4 de cada 10 latinoamericanos mayores de 65 años no reciben ninguna pensión. La mayoría de las pensiones que se otorgan son inferiores a 10 dólares al día, de manera que los sistemas de pensiones no pueden erradicar la pobreza.

La población en la región está envejeciendo rápidamente. Mientras en 2010 el porcentaje de adultos mayores de 65 años representaba 6.8% de la población, las estimaciones señalan que en 2050 ese grupo será equivalente al 19.8% del total de habitantes de la región. Según estas cifras, en 2050 habrá más de 140 millones de personas con 65 años o más (casi cuatro veces más que los 40 millones que existen en la actualidad).

En este contexto, el documento señala que América Latina enfrenta el reto de otorgar un ingreso digno y suficiente a los millones de adultos mayores que se jubilarán en las próximas décadas. Si no se establecen los mecanismos para evitar la caída del ingreso en la vejez debido a la ausencia de un sistema previsional adecuado, los avances que se han logrado en la reducción de la pobreza y la desigualdad desde la década pasada podrían desvanecerse.

La estructura con la que cuenta la región para afrontar este desafío es frágil: los sistemas previsionales contributivos que se ocupan de trasladar consumo presente (el que se produce cuando la persona trabaja) a consumo futuro (el que se realiza cuando el individuo no puede trabajar) no están funcionando bien, advierten especialistas

Debido a que la región tiene poca capacidad de generar empleo formal, el mercado laboral no consigue forzar el ahorro suficiente para financiar las pensiones de un gran número de trabajadores (porque hay trabajadores que nunca tuvieron un empleo formal en su vida laboral o porque solo tuvieron trabajos formales intermitentes).

Según las proyecciones del libro del BID, entre 47% y 60% de esos 140 millones de adultos mayores (alrededor de 66 millones a 83 millones de personas) va a llegar a la edad de su jubilación sin haber generado el ahorro necesario para financiar una pensión.

Este es un desafío enorme para los países de la región, y va a ser uno de los grandes ejes de la política económica y social en las décadas venideras. A medida que la población vaya envejeciendo, las presiones para que haya una mayor cobertura previsional van a ir en aumento. Sobre todo, porque en 2050 los adultos mayores constituirán entre 20% y 30% del electorado potencial.



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0