aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




45 años de moda

Gerardo León| El Universal
Domingo 22 de mayo de 2011
45 aos de moda

. (Foto: SOFÍA FELGUÉREZ EL UNIVERSAL )

Anna Fusoni nos muestra el saldo de su experiencia

[email protected]

“Si un diseñador no tiene un bagaje cultural, su bonita prenda es sólo una casualidad, y en México esto sucede mucho”, dice la analista de moda argentino-inglesa Anna Fusoni, quien actualmente cumple 45 años dentro del mundo de la moda, los cuales celebra trabajando arduamente.

En su loft de la colonia Condesa, todo está en orden; dos equipales tapizados de piel vacuna, un sillón, un piano y algunas obras de arte componen el recibidor de su refugio, el cual comparte con su esposo, el arquitecto Félix Sánchez.

“Siempre que me preguntan la historia de mi carrera, me gusta empezar diciendo que pasé siete años en el Liceo Franco Mexicano; entré sin hablar una sola palabra de francés, lo que fue un tormento al principio. Fue una escuela muy dura donde recibí la mejor educación a la francesa y donde obtuve un bagaje cultural, eso es importantísimo; la gente que no tiene cultura, que no sabe de historia, no la pasa nada bien”.

Hace referencia a esto al comenzar a describir el diseño mexicano actual, cuyos creadores, de acuerdo a su perspectiva, carecen de conocimientos básicos. “A mí me preocupa mucho esto; la falta de educación de los jóvenes que quieren ser diseñadores se ve hasta en sus comentarios en Facebook, en sus faltas de ortografía y errores de sintaxis. ¿Cómo te conviertes en diseñador si no tienes la capacidad de escribir una idea coherente, un poema, de ver un cuadro, o de entender las frases de Shakespeare o de Cervantes en El Quijote?, la cultura aquí no existe y en las escuelas mexicanas, menos”, afirma Fusoni.

Anna ha dedicado la mayor parte de su vida profesional a la difusión de la cultura de la moda y a promover nuevos talentos, algunos de los cuales se han convertido en personajes destacados dentro de la industria.

Experta en el buen gusto

Anna es reconocida por buscar crear lazos entre la industria textil, de la confección y diseño en México, con el objetivo de concretar un ciclo productivo rentable y exitoso que profesionalice la moda en nuestro país.

Cursó la licenciatura en Letras Francesas en Vassar, una de las universidades más exclusivas y prestigiadas del mundo.

En 1966, recibió el primer premio del certamen Prix de Paris organizado por la edición norteamericana de la revista Vogue el cual, figuras como Jacqueline Kennedy o la célebre escritora neoyorquina Joan Didion, habían ganado antes.

Dicho premio consistía en la oportunidad de ser trainee de Vogue durante un año: seis meses en las oficinas editoriales en Nueva York y la cobertura de la temporada de desfiles de prêt-à-porter en París.

Posteriormente, ejerció el cargo de redactora de moda en la división de marketing de dicha publicación, bajo la dirección de la legendaria Diana Vreeland. “Estuve en todos los departamentos de Vogue, luego me quedé en redacción de moda y después en la promocional; alguien me dijo: ‘tú debes dedicarte a coordinar desfiles’ pero no me nace, no se me da, a mí lo que me gusta es la expresión verbal, la observación y tratar de ser lo más objetiva posible; creo que hasta ahora he sido objetiva y justa. La gente en México no sabe recibir la crítica, personalizan mucho, si le digo a un diseñador ‘tu vestido verde es feo’, lo considera una ofensa personal, para él no estás haciendo una crítica objetiva a una sola cosa. Los diseñadores aquí son como jarritos de Tlaquepaque”.

Sin embargo, considera que se ha dado una evolución positiva. “Pienso que sí se ha dado un paso adelante en la moda. Hoy en día tienes 34 escuelas concursando, y hay unas 200 de buen nivel en todo México que imparten ilustración, diseño y todas las áreas técnicas”.

Por otra parte, añade “los creativos aquí se preocupan mucho por la alfombra roja, por vestir a las misses y no por el diseño urbano aterrizado. Si analizas, Nueva York tiene un fashion week y luego un couture fashion week donde están todos los diseñadores a los que les encanta la lentejuela y los olanes; si aquí hiciéramos un couture fashion week no habría nadie para los normales”.

Considerada como la principal networker del ramo; actualmente aplica su capacidad de análisis y detección de tendencias a Anna Fusoni Fashion Network, su empresa, en la que atiende las necesidades de información y aterrizaje de tendencias de moda de empresas mexicanas.

Pionera

En 1978, Anna estableció la primera Semana de la Moda en México. Fue columnista de moda y estilo de vida de los diarios Novedades y Ovaciones en la década de los 80.

En 1986 estableció el certamen de creatividad y diseño Modapremio, el cual se convierte en la plataforma más importante para jóvenes creadores de moda en México y Latinoamérica.

“Me quiero dedicar a que se den las condiciones para que los nuevos diseñadores se involucren con la industria, que es lo que le dará personalidad al a moda mexicana; en Sudamérica el gobierno apoya a los diseñadores y aquí, no”.

Anna finaliza diciendo que dice el buen gusto es “el equilibrio, el saber qué tanto te puedes colgar para no convertirte en una fashion victim”.



Ver más @Univ_Estilos
comentarios
0