aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Juguetes de diseño

Liliana Alcántara| El Universal
Domingo 25 de abril de 2010
A sus 32 años, Gustavo Galindo se ha convertido en uno de los principales representantes de un mercado que tiende a crecer en México, el de los llamados juguetes de diseño.No se trata de la manufactura de piezas comerciales o de colección, sino de una expresión artística en figuras que, en manos de este arquitecto, adquieren una nueva personalidad y concepto

liliana.alcantara@eluniversal.com.mx

A sus 32 años, Gustavo Galindo se ha convertido en uno de los principales representantes de un mercado que tiende a crecer en México, el de los llamados juguetes de diseño.No se trata de la manufactura de piezas comerciales o de colección, sino de una expresión artística en figuras que, en manos de este arquitecto, adquieren una nueva personalidad y concepto.

En sus diseños, Gustavo Galindo refleja su propio estado de ánimo, la mexicanidad, su gusto por el elegante estilo de vida de los años 50 y su admiración por el movimiento arquitectónico del constructivismo ruso.

Por eso es que en las figuras que remodela se observan rostros sonrientes, múltiples colores, impecables trajes, copas de martini y los trazos lineales característicos de ese tipo de arquitectura.

 

Coleccionista desde niño

Gustavo Galindo es arquitecto por la Universidad Iberoamericana de Puebla y desde su niñez comenzó, por afición, a coleccionar juguetes y a crear sus propios escenarios con estas piezas.

Pero desde hace ocho años, ese pasatiempo se convirtió en un negocio que está en crecimiento, pues además de diseñar juguetes, actualmente él es importador de piezas de manufactura estadounidense y asiática que aún son poco conocidas en nuestro país.

“Empecé a vender mis juguetes coleccionables y vi que funcionó -dice en entrevista Gustavo Galindo-. Después viajé a Estados Unidos para traer más juguetes para mí y para vender y, como son productos muy limitados, tuvieron buena aceptación”.

Así nació lo que ahora es su tienda de juguetes Gusstoys, un pequeño local que se ubica en la colonia Anzures, de la ciudad de Puebla. Lo más especial particularidad de este espacio es que con el paso del tiempo se ha hecho ambulante en el país porque exhibe y comercializa sus piezas en los eventos y bazares que organizan aficionados a las piezas coleccionables y al mundo de las historietas.

La particularidad de esta tienda de juguetes es la exhibición y venta de las piezas que Gustavo Galindo diseña a mano y que han llamado la atención de compradores internacionales originarios de Estados Unidos, Chile, Argentina y Brasil, así como de varios estados de la República.

Abrir espacios para el diseño

El mercado de juguetes de diseño en México es limitado aún, pero detrás de él hay decenas de jóvenes que aportan su talento y que han generado universos muy atractivos para diversos públicos y aficionados a este arte.

“En los juguetes de diseño, que son de producción limitada, está el trabajo de ilustradores, grafiteros y de artistas plásticos y otros profesionistas que a nivel mundial se han hecho famosos por sus creaciones”, explica Gustavo.

Dice que diseñar juguetes es también una forma de reciclar, pues las piezas que redecora son, por lo regular, figuras comerciales, como la muñeca Pucca de los dibujos animados que distribuyó al por mayor en nuestro país una cadena de restaurantes de comida rápida.

“Se trata de que a esos juguetes que luego terminan en la basura o abandonados se les dé un nuevo valor como piezas. Al darles un diseño propio adquieren un valor diferente y el diseño por sí mismo es un arte, una creación”, explica el arquitecto.

Hasta ahora, Gustavo ha diseñado una treintena de piezas, algunas de las cuales ha elaborado en equipo o por encargo de otros coleccionistas extranjeros.

“En realidad son pocas piezas las que he elaborado y la idea es crecer, pero también es importante que cada una de ellas esté bien hecha. Siempre trato de que una pieza sea mejor que la otra y ese es un reto que hay que tener siempre si uno quiere crecer en lo que hace”.

Gustavo Galindo hace el diseño de sus piezas con acrílicos y plumones y antes de iniciar los trazos elabora un boceto de la idea que quiere plasmar en la figura.

“Es importante tener claro el concepto de lo que se quiere hacer, aunque al final cambie, pero se debe aproximar a lo que finalmente a uno le gusta porque eso es lo que le va a dar originalidad a las piezas”, señala Gustavo.

Parte del éxito de su negocio, es la difusión que le ha dado a sus juguetes a través de internet. Su blog http://gusstoys.blogspot.com -donde muestra sus diversos diseños y los juguetes creados- tiene alrededor de 29 mil consultas y ha sido visitado por usuarios de 73 países.

“Mi propósito -dice Gustavo Galindo- es siempre innovar y además, hacer las cosas lo mejor posible”. El arquitecto es un convencido de que “uno tiene que ser su propio juez si quiere crecer y tener éxito en lo que hace”.

 

 



Ver más @Univ_Estilos
comentarios
0