aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Aprende a sentirte feliz

Claudia Ramírez| El Universal
Lunes 30 de marzo de 2009
Buscar una adecuada terapia sicológica será de gran apoyo para poder enfrentar situaciones difíciles

[email protected]

 

De acuerdo con la Asociación Americana de Psicología, la ocurrencia de un episodio de depresión aumenta en gran medida el riesgo de sufrir otro.

Asimismo, sostiene que existen pruebas de que un tratamiento sicológico sostenido puede disminuir la posibilidad de futuros episodios o al menos reducir su intensidad.

A través de la terapia, las personas pueden aprender tácticas para evitar el sufrimiento innecesario.

Es muy valioso el apoyo de terapeutas en el tratamiento de este trastorno para:

• Señalar los problemas de la vida que contribuyen a su depresión y ayudarle a entender al paciente qué aspectos puede ser capaz de resolver o mejorar.

• Identificar opciones para el futuro y a fijarse metas realistas, que le permitan mejorar su bienestar mental y emocional.

• Identificar patrones de pensamiento negativos o distorsionados que contribuyen a sentimientos de desesperanza e indefensión.

• Ayudar a las personas a recuperar el control y el placer de la vida.

 

Terapia para llevar

Por su parte, la doctora Celia Antonini agrega que: “Se debe cambiar la perspectiva de lo que nos pasa. Siempre digo que a los problemas hay que ‘bailarles un vals’; es decir, hay que girar alrededor de ellos y ver todas las posibilidades y perspectivas para poder solucionarlos de la mejor manera.

“En general, nos quedamos mirando un sólo ángulo, nos aferramos a una idea y no nos movemos de ese lugar, desde el cual, muy probablemente, no podamos solucionar nada”, explica la especialista.

“Si yo creo que mis problemas los tienen que arreglar los otros, no tengo control sobre ellos y tengo que esperar una respuesta que quizá nunca llegue.

“No es el otro, sino yo quien debe encontrar las respuestas. Es cuestión de autoestima. Cuanto uno más se quiere, es cuando más se cuida y se procura; además, no se tiene ningún conflicto en dar el primer paso para solucionar algo”, explica la entrevistada.

 

¿Qué hay en tu cabeza?

En su libro se narran tres historias, las de Luisa, Carla y Daniel. Cada uno de ellos tiene su propia problemática y acuden a consulta para tratar de aliviar la depresión que los aqueja.

La terapeuta los va guiando para que sean ellos mismos quienes puedan solucionar sus conflictos.

“El libro no es un recetario de cómo sentirse bien”, advierte la sicóloga, “ahí se muestra cómo un especialista ayuda a cada una de estas personas; les enseña cuál es el camino que podríamos recorrer si queremos solucionar las cosas que nos pasan”.

Celia Antonini invirtió un año de trabajo en esta publicación, en la cual trató de documentar la mayoría de los conflictos que puede tener una persona: trabajo, familia, hijos, pareja, jefe, valores, muerte, deseos no cumplidos...

“Estas tres historias representan el universo de problemas que la mayoría de la gente sufre, por lo cual cada una de las personas puede sentirse reflejada.

“Muchas veces perdemos la perspectiva. Luchamos, peleamos y discutimos por cosas realmente insignificantes. Debemos redimensionar lo que nos sucede y valorar correctamente cada situación”.

La escritora agrega: “El libro lo que muestra es cómo hacer para salir de nuestro enfoque y posicionarnos en un lugar diferente, desde el cual sí podemos resolver las situaciones que nos causan malestar”.

 



Ver más @Univ_Estilos
comentarios
0