aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Eugenio Minvielle, prolífico escultor

El Universal
Domingo 29 de agosto de 2004

De su viaje a Francia con sus hermanos, Eugenio Minvielle nos relata: "Estuvimos en Europa un mes, la mitad del tiempo en París y el resto en la Costa Azul; dormimos en albergues y posadas y alguna noche dentro del auto que rentamos para el viaje. Licio fue el encargado de cuidarnos a todos, algo que le resultó difícil".

A 25 años de distancia, el señor Minvielle resume su primer acercamiento con la célebre Ciudad Luz: "Uno siempre queda muy impresionado por la Torre Eiffel y el Arco del Triunfo pero, en mi caso, también por la importancia y tradición que se da al aspecto culinario, el cual es todo un ritual, desde su preparación hasta que se sirven los platos."



Carrera ultrarrápida

Eugenio Minvielle nació en la ciudad de México el 26 de abril de 1964. Es administrador de empresas por la Universidad de North Texas, y luego cursó una maestría en Harvard.

Comenzó a trabajar para la Nestlé a los 23 años y entre 1999 y 2001 fue presidente ejecutivo de la empresa en Venezuela.

Después ocupó el mismo cargo en México, el mercado más importante en Latinoamérica de esa compañía. Su exitosa trayectoria continuará ahora en Francia.

En su oficina de la capital mexicana, en vísperas del viaje hacia su nuevo destino, pedimos al ejecutivo que, para las fotos de este artículo, eligiera alguno entre la infinidad de productos de la marca que se exhiben en el edificio corporativo. No dudó y abrió el refrigerador para tomar una rica paleta y llevársela a la boca. Eso es ser una persona sencilla.



Su otra pasión, el arte

En uno de los pasillos de las oficinas corporativas de Nestlé, en la avenida Ejército Nacional, se halla un bronce de monumentales proporciones que representa a un caballero águila. El autor es Eugenio Minvielle.

Según nos cuenta el ejecutivo, realizó su primera escultura siendo estudiante preparatoriano. Luego tomaría clases con el maestro Víctor Gutiérrez y desde entonces no ha dejado de esculpir, de forma paralela a su desarrollo laboral.

"Creo que la parte artística le permite a uno pensar de una manera diferente, abstracta. De este modo tengo un equilibrio con las partes concretas de mi vida profesional. La escultura me ha ayudado a realizarme".

El golf es otra de sus distracciones y lo juega desde sus tiempos de universitario. "Ahora ya no lo practico tanto como antes, pero de todas maneras disfruto muchísimo estar en el campo, sentir el aire al caminar y tener una buena partida con mis amigos. Eso es algo extraordinario".

A partir de ahora, anuncia que su afición principal será disfrutar los fines de semana parisinos con sus hijos, Sofía y Eugenio, y su esposa Krytzia Dabdoub.

LOS MINVIELLE nSu nuevo lugar de residencia también le permitirá reencontrarse con sus raíces familiares nEn los últimos años, él y otros integrantes del clan Minvielle se han dedicado a rastrear sus orígenes y han descubierto que éstos se remontan a 1658, con el nacimiento de Pierre Minvielle, quien vio la luz en Guermençon, un pequeño poblado agrícola de los Pirineos Bajos n El Instituto Nacional de Geografía de Francia tiene registrado en un mapa la mansión familiar habitada por varias generaciones de Minvielle; uno de sus últimos propietarios, André, ocupó un relevante cargo en las fuerzas de propulsión nuclear de la Marina francesa nEn 1818 nació Pierre León Minvielle, quien años después salió de su pueblo natal para trasladarse al puerto de Veracruz, donde contrajo nupcias con la alvaradeña Ana Valdés de Tejeda nEl acta matrimonial aún la conservan sus descendientes quienes se reunieron en Pachuca, Hidalgo, para estrechar los lazos familiares



Ver más @Univ_Estilos
comentarios
0