aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Fusión del arte y la moda

Alejandro Esquivel| El Universal
Viernes 15 de marzo de 2002



Presentan 40 diseñadores una exposición británica de accesorios, que van desde bolsas y sombreros hasta zapatos, en el Antiguo Colegio del Arzobispado

Alejandro Esquivel México y Reino Unido, tal vez una de las combinaciones más atractivas hasta la fecha gracias a la invasión británica que se está viviendo en nuestro país, que va desde la visita del príncipe Carlos hasta la inauguración de una de las exposiciones más espectaculares en cuanto al arte y la moda se refiere, Satellites of fashion: Diseño británico contemporáneo. De esta forma y contrario a la idea de que el arte y la moda son como el agua y el aceite, se presenta la propuesta de 40 creadores contemporáneos con una exposición que vale lo mismo que cualquier otra dentro del museo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (Antiguo Colegio del Arzobispado de la Ciudad de México).

La muestra inició formalmente el 28 de febrero, y hubo derroche en la fusión moda y arte. Arrancó con el desfile del británico Dai Rees, para dar paso a la galería y mostrar las piezas que corresponden a los accesorios que los artesanos del diseño presentan.

Los satélites de la moda muestran dentro de sus piezas accesorios representativos del arte hecho a mano, los cuales van desde los clásicos sombreros y bolsos hasta los estrafalarios zapatos. La idea de que esta exposición lleve en su título la palabra satellites es con base en la perspectiva que se tiene de los accesorios, ya que fueron percibidos como un aparato transmisor, pues al utilizarse en las extremidades del cuerpo (entiéndase por extremidades: cabeza, pies y manos) dan la codificación total del mensaje de la moda, el cual no sólo es posible a través de las prendas, sino también del toque que imprimen los accesorios.

En el recorrido de las 86 piezas se puede admirar perfectamente cómo la moda se convierte en una artesanía actual, que pasa de lo teatral a lo utilitario y de lo clásico a lo moderno, efectos que son logrados gracias al empleo del color, la creatividad, la irreverencia al momento de diseñar con materiales como: acrílico, PVC, gasa metálica, plástico reciclado o plata, los cuales son el claro ejemplo de la materia prima que día a día transforma la manera de crear moda a nivel mundial.



Bolsos, los mejores amigos

Dentro de esta muestra una de las figuras básicas son los bolsos, los cuales han sido los inseparables amigos de las mujeres. Para esta ocasión no son los típicos ni los que estamos acostumbrados a ver, sino bolsos llenos de creatividad, formas y materiales que parecen sacados de una película de ciencia ficción, como el presentado por Emily Jo Gibbs, que podría ser perfecto para una noche de gala gracias a su diseño vanguardista: una esfera de la cual salen picos en forma de estrellas.



Sombreros camaleónicos

Los sombreros aquí presentados pueden ir desde los más dramáticos y en forma de círculo en colores como el rojo, pasión diseñado por Philip Treacy, hasta los hechos a base de lana que servirían perfectamente para un viaje a los Alpes escandinavos.

De hecho hay sombreros que jamás se podría imaginar que sirvieran para adornar la cabeza y cambiar la personalidad de quien lo porta. En la muestra de los sombreros también destaca el trabajo del diseñador Dai Rees, quien ha fabricado estos accesorios para diseñadores como Alexender McQueen.



Zapatos: básicos

Uno de los accesorios más importantes tanto para hombres como para damas, ya que de ellos depende el realce de un look , así como la comodidad que durante un acelerado día se puede tener son los zapatos. La muestra que satellites of fashion presenta va desde diseños dignos de una cortesana del siglo XVII, pasando por las botas más locas estilo Austin Powers hasta llegar a zapatillas con tacones en diseños aerodinámicos.

Aquí se exhiben creaciones de talentos como Joana Walker o Manolo Blanhik.

Un punto a resaltar es el hecho de que en México ha habido muy pocas exposiciones en las que el hilo conductor haya sido la moda y en especial la extranjera, sólo se ha logrado a través de eventos como Boutique, la cual se presentó el año pasado con la participación de diseñadores mexicanos en el Museo de Arte Carrillo Gil.

De hecho, ya era hora que nuestro país abriera de par en par las puertas de sus museos a exposiciones que logran fundir a la moda con el arte y representar así algo de la expresión social contemporánea que se vive en ciudades tan cosmopolitas como Londres.

Otro de los atractivos es el hecho que al venir de Reino Unido (una de las cumbres de moda más importantes a nivel mundial) las propuestas son de lo más interesante y atrevidas. Quién imaginaría que las escobetillas que se utilizan para lavar trastes servirían de fuente de inspiración para crear detalles que levantarían a un bolso bastante pop .



La visión de Dai Rees

Pero los satélites de la moda durante su primer día no sólo fueron sombreros, zapatos y bolsas, sino también su inspiración: la ropa, la cual fue presentada a través de la visión de Dai Rees, quien presentó por primera vez en México su colección primavera-verano de 2002, la cual estuvo llena de sorpresas, locuras y creaciones desenfrenadas, dignas de un diseñador inglés.

Tan desenfrenadas fueron las creaciones presentadas que fue loquísimo ver a modelos vestidas como si vinieran de jugar futbol provenientes del Manchester, pero enfundadas en vestidos cortos de corte clásico y falda tableada, los cuales contenían detalles alusivos al Reino Unido como coronas leyendas de Made in Britain .

Los cortes variaron, desde los ya tan gustados asimétricos, hasta los clásicos de los años 60 que hicieron brillar a las grandes estrellas del cine y a una de las figuras más fashion de ese tiempo, Jackie Onassis. También se vieron estampados geométricos en colores turquesa y salmón, telas en raso con detalles orientales bordados y mucho brillos.

Al igual que en otras pasarelas las transparencias no se hicieron esperar y se presentaron a través de tops en organza, lo cual le dio el toque sexy a la colección, restando así el aire de clasicismo que en algunas partes del desfile se sintió.

El desfile de este inglés fue una muestra de cómo reciclar en buena forma la moda, pues fue una mirada a los 40, 50, y 60. Durante la última parte del desfile dejó en claro que también la alta costura es uno de sus fuertes, ya que presentó espectaculares diseños basados en faldas amponas con crinolinas en tul y en colores como el rosa, amarillo y azul, todos en su tonalidad más clara, lo cuales fueron adornados con detalles de flores y pájaros. En general una colección muy bien lograda basada en la creatividad y el buen concepto que este diseñador tiene sobre la confección de prendas.

No deje de degustar los sabores del arte y la moda, ya que esta exposición estará en nuestro país desde el 28 de febrero hasta el 31 de marzo. A manera de nota adicional, es importante que sepa que tiene la finalidad de que la gente que acuda no sólo se quede con el conocimiento visual, sino que lo transporte a la práctica, por tanto hay talleres, conferencias y actividades que harán disfrutar al máximo estos satélites que transmiten moda.

Dicha muestra es posible gracias a la Dirección General de Promoción Cultural y Acervo Patrimonial de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en colaboración con The British Council. Satellites of Fashion ha triunfado alrededor del mundo y en verdad es un honor que México haya sido escogido como otro destino más para conocer de cerca las creaciones que se realizan al otro lado del océano.

La encargada de la coordinación es Claire Wilcox, curadora de moda del recinto londinense Victoria&Albert Museum, quien por cierto tuvo que trabajar arduamente para conseguir toda la lluvia de talentos que se presentan en estos satélites, los nombres van desde la afamada diseñadora Vivienne Westwood, Philip Treacy, Lulu Guiness hasta Lobb&Co, firma encargada del calzado de personalidades como Oscar Wilde o la reina Isabel II.



Ver más @Univ_Estilos
comentarios
0