aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Sedena: Jalisco, centro operativo del narco

Redacción| El Universal
Martes 13 de marzo de 2012
Sedena: Jalisco, centro operativo del narco

TEMOR. Luego del operativo del viernes en Zapopan, Jalisco, la policía aumentó su respuesta. Ayer se reportó un robo, lo que provocó una fuerte movilización. (Foto: ADRIÁN HERNÁNDEZ EL UNIVERSAL )

Metrópoli, usada como refugio y mercado para el trasiego de drogas

GUADALAJARA

La violencia que se registró el viernes en la zona metropolitana de esta capital no sólo mostró el poder de operación del narcotráfico en Jalisco, sino que recordó el significado de la entidad para los capos del narco, quienes han elegido al estado como su centro de operaciones, residencia y en los últimos años como un mercado para distribuir droga, según la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Desde el cártel de Guadalajara, hasta el cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el crimen organizado ha tenido presencia en este estado con gente como Miguel Ángel Félix Gallardo; Rafael Caro Quintero; Ernesto Fonseca Carrillo; Juan José, Emilio y Rafael Quintero Payán; Juan José Esparragoza; Pablo Acosta e Ignacio Coronel, entre otros.

Hoy, esta representación recae en el CJNG, cuya organización está integrada por criminales como Nemesio Oseguera, El Mencho; Martín Arzola Ortega, El 53, y Érick Valencia, El 85, los últimos dos, detenidos en 2011 y 2012, respectivamente.

El surgimiento del cártel de Guadalajara, primera organización dedicada al narcotráfico en la entidad, se presentó junto con el florecimiento económico de la capital, que hasta los años 80 había conservado un perfil comercial de medianos negocios familiares.

Aunque Jalisco tuvo un periodo de paz, desde la muerte del Cardenal Juan José Posadas Ocampo, asesinado en el Aeropuerto Internacional de Guadalajara en 1993, la ruptura de la llamada Federación (Ignacio Coronel, Joaquín Guzmán Loera, Arturo Beltrán, Juan José Esparragoza e Ismael Zambada) en 2008, originó un nueva inestabilidad.

La captura de Alfredo Beltrán Leyva, El Mochomo, fue el detonante para la entidad. Su aseguramiento fue tomado por su hermano Arturo Beltrán como una traición por parte de Guzmán Loera, lo que dio inició a una nueva disputa en Jalisco y en todo el país, a partir del 2008.

En Jalisco, la batalla entre las organizaciones criminales afecta al 82% de los municipios de la entidad, donde se reporta un promedio de casi una persona asesinada por día por cuestiones relacionadas con el narcotráfico; mil 650 desde diciembre de 2006 hasta septiembre de 2011, según datos de la Procuraduría General de República (PGR).

La violencia y la inseguridad que se registra en el estado en los últimos años es protagonizada por dos grupos antagónicos: el CNGJ y La Resistencia, éste, aliado con Los Zetas.

Ambos grupos, escindidos del antes llamado cártel de Los Valencia, surgieron tras la detención de Óscar Orlando Nava Valencia, El Lobo Valencia, y reafirmaron su rivalidad con la muerte de Ignacio Coronel, en el 2010, durante un operativo realizado por elementos del Ejército en la colonia Colinas de San Javier, en el municipio de Zapopan.

La disputa entre ambos grupos criminales no sólo radica en el control de la plaza, sino en su importancia para la producción de drogas sintéticas y su colindancia con el océano Pacífico, lugar para el trasiego y distribución de drogas.

Entidad estratégica

Un elemento más que permite ver lo estratégico que ha sido Jalisco para el narcotráfico se evidencia en el cable 08GUADALAJARA612 filtrado por Wikileaks, que señala que el consulado de Estados Unidos en Guadalajara reportó que la capital es considerada la “capital de la droga química” por la accesibilidad para obtener precursores químicos para la elaboración de drogas y el reclutamiento de jóvenes químicos para su elaboración.

El aumento de la producción de drogas de laboratorio y los cultivos de mariguana colocaron a la entidad como la cuarta con mayor consumo nacional, según la Encuesta Nacional de Adicciones 2008, que añade que Jalisco tenía 29 mil 756 adictos, y 760 mil 127 personas vulnerables a consumir alguna droga.



Ver más @Univ_Estados
comentarios
0