aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Promueven en BCS cultivos con agua de mar

Gladys Rodríguez/Corresponsal| El Universal
Lunes 30 de mayo de 2011
Promueven en BCS cultivos con agua de mar

PROYECTO. Buscan aprovechar el agua del océano con sistemas muy sencillos y materiales reciclables, así como de bajo costo . (Foto: )

Universitarios experimentan con hortalizas; impulsan autoconsumo

LA PAZ

Estudiantes y profesores de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) desarrollan experimentos para beneficiar a las más de 2 mil 500 comunidades rurales y costeras que tiene el estado, a través de la promoción de la agricultura de conservación en zonas áridas con sistemas de riego con agua de mar.

Al formar parte del norte árido de México, con bastas regiones desérticas, frente a la escasa disponibilidad de agua y su aislamiento geográfico, el estado es considerado por muchos como una región con desventajas para desarrollar ciertas actividades económicas, entre ellas la agricultura.

Para universitarios e investigadores, estas condiciones agrestes de la península se han convertido en motivo de diversos estudios, logrando identificar ventanas de oportunidades, sobre todo para la población rural, costera y de bajos ingresos.

Las lluvias son escasas (200 milímetros al año) y su rápida evaporación impide la suficiente recarga de los acuíferos para que haya agua dulce. No obstante, la entidad cuenta con el mayor litoral del país (23%).

El doctor José Urciaga García, especialista en Economía del Desarrollo por la Universidad Autónoma de Chapingo, refiere que la escasa lluvia en BCS no permite la agricultura de temporal como en otras partes, por lo que sólo es posible desarrollarla bajo condiciones de riego, es decir, los mantos acuíferos subterráneos se han convertido en el soporte de dicha actividad.

Como consecuencia de impulsar un modelo de agricultura intensiva por muchos años —explica— se ha impactado de forma importante al recurso más escaso en la entidad: el agua dulce.

De acuerdo con el censo 2010 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el agua concesionada con fines agrícolas es mayor que aquella para abastecimiento público, 81% contra 15%.

Frente al problema del recurso hídrico limitado y a las propias condiciones de aislamiento de comunidades rurales o la falta de recursos económicos en ejidos costeros, estudiantes de la carrera Ingeniero Agrónomo de la UABCS, en coordinación con investigadores, promueven el uso del agua de mar para cultivos de hortalizas.

El investigador Alfredo Beltrán Morales, al frente del Cuerpo Académico de Agricultura Sustentable de Zonas Áridas (Casuza) de la institución, explica que se busca aprovechar el agua de mar con sistemas muy sencillos, con materiales reciclables, a fin de que las familias desarrollen agricultura a pequeña escala, de bajo costo y tengan acceso a alimentos frescos para su consumo.

“Los jóvenes pensaron en las necesidades de esas comunidades aisladas, más de 2 mil 500 que tenemos en el estado, y tuvieron la iniciativa de crear sistemas para utilizar el agua de mar, como actualmente se hace en otras partes del mundo, pero adaptado a las condiciones de la entidad y con materiales de muy bajo costo”, menciona.

Proyecto agroecológico

Para la cosecha de jitomates, chiles, albahaca y otras hierbas aromáticas se utilizaron destiladores de agua solar, elaborados con vidrio o plásticos y conectados con mangueras a recipientes de agua. Se hicieron pruebas y se concluyó que algunos destiladores pueden producir hasta seis o siete litros de agua por día, y de mejor calidad en sales que el agua potable.

“Estos proyectos agroecológicos, algunos con una inversión sólo de 200 pesos, podrán permitir a las familias satisfacer sus necesidades de hortalizas, donde se dificulta el acceso a alimentos. Los sistemas están pensados para espacios pequeños, de modo que podrían cultivar hasta 60 plantas en dos metros cuadrados”, explica.

Beltrán Morales señala que la entidad tiene un área de oportunidad muy importante en la agricultura a pequeña escala, toda vez que sus condiciones naturales hacen que sea eficiente y coadyuve con las necesidades alimentarias de miles de familias.

En materia agrícola —agrega— los gobiernos tienen dos grandes retos: impulsar más a la pequeña agricultura, pues se garantiza un mejor uso de agua y que los grandes productores le apuesten a los cultivos con mayor rentabilidad por litro de agua.

Israel es uno de los países pioneros en la utilización de la radiación solar y el agua de mar en la agricultura. BCS presenta características similares para aprovechar su potencial en esta materia, sobre todo para el desarrollo de pequeñas comunidades.

“Estamos haciendo investigación aplicada, hasta donde el recurso lo permite. Ojalá estos esfuerzos e ideas puedan llegar a la población a través de programas o de organismos, de esfuerzos conjuntos”, confía Beltrán Morales.



Ver más @Univ_Estados
comentarios
0