aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Pueblo purépecha se levanta contra criminales en Cherán

Alberto Torres/ Enviado| El Universal
Miércoles 04 de mayo de 2011
Pueblo purpecha se levanta contra criminales en Chern

HARTOS. Los más de 15 mil habitantes de Cherán recurrieron a la autodefensa, debido a que desde hace tres años afirman que han sido víctimas de asesinatos, extorsiones, desapariciones y secuestros, y “las autoridades no han hecho nada al respecto”. (Foto: ALBERTO TORRES EL UNIVERSAL )

Hartos de los asesinatos, las extorsiones, desapariciones y secuestros realizados por grupos del crimen organizado ligados a La Familia Michoacana desde hace tres años, los más de 15 mil habitantes de Cherán han recurrido a la autodefensa

estados@eluniversal.com.mx

CHERÁN

Alto al crimen organizado, se lee en una manta sobre la calle Independencia, la principal del poblado. Las fogatas aún arden. Suenan los cohetes. Son las 9:00 horas y hay cambio de guardias. Así se comunican porque a veces, cuando “los malos” saben que hay prensa, cortan conexiones de internet y celular. No hay señal telefónica.

Hartos de los asesinatos, las extorsiones, desapariciones y secuestros realizados por grupos del crimen organizado ligados a La Familia Michoacana desde hace tres años, los más de 15 mil habitantes de Cherán han recurrido a la autodefensa.

Desde hace 18 días se impusieron un “estado de sitio”. Todas las calles están cerradas con troncos, piedras, fogatas y automóviles. En los retenes hay niños, mujeres y hombres armados con palos, piedras, machetes y tubos. “Ahorita aquí adentro todos nos cuidamos. Así ya nos sentimos seguros, pero afuera del pueblo qué nos esperamos”, dice un habitante.

“A todos los que están al frente, a los líderes, a los que denuncian: los matan. Por eso es que todo el pueblo hemos decidido salir a defendernos. Lo único que pedimos es justicia. Y ya no vamos a quedarnos callados, vamos a luchar y si es preciso daremos nuestra vida”, secunda enojada una pobladora.

Cherán se ubica en el corazón de la región purépecha de Michoacán, a unos kilómetros de Uruapan. Para llegar aquí se deben sortear los retenes que en otras poblaciones aledañas han colocado supuestos taladores, que intentan evitar el arribo a esta comunidad. Además es necesario entrar y salir en transporte público, sin llamar la atención de los “vigilantes” del crimen organizado.

“Fuera El Güero y El Negro”, grita la gente en las calles. El Güero es Cuitláhuac Hernández, ubicado como el líder de una célula de La Familia que opera en la región purépecha y que por los rumbos de Tapacuacho lo conocen como El Chivo. Desde niño, según testimonios, se dedicaba a la siembra de mariguana y comenzaba a robar, “pero nadie lo paró”.

El Güero ahora viaja en una camioneta Cheyenne beige, escoltado por hombres armados. Vive en Rancho Seco Morelos. “Todos lo conocemos, hasta las autoridades, pero nadie lo toca. El gobierno y los narcos se han aliado y por eso estamos hasta la madre”, dice uno de los encargados del primer retén, por el lado de Uruapan, con hacha en mano.

El Negro es Roberto Bautista Chapina, el alcalde de Cherán, de extracción priísta, a quien acusan de no hacer nada para mantener la seguridad. Por esta situación, desde hace dos años el gobierno municipal está casi disuelto y el edil despacha atrincherado en sus oficinas. Se dice ocupado para conceder una entrevista.

Policía omisa

De acuerdo con los testimonios de comerciantes, en las pocas tiendas y tortillerías que siguen abiertas, las extorsiones llegaban hasta los 10 mil pesos mensuales. Además, el crimen organizado realizaba secuestros y cobraba por protección; entraban armados en camionetas al pueblo y la policía no hacía nada, denuncian.

El Ejército, la Marina y la Policía Federal por aquí no patrullan pese a los llamados que les han hecho, señalan los pobladores. En la plaza principal, vecinos han puesto un altar en memoria de las nueve personas que han sido asesinadas en la defensa de esta población y los bosques que taladores destruyen protegidos por grupos del crimen organizado.

Frente a la iglesia han montado una exposición con fotografías de la comunidad y el bosque, con el antes y el después de la llegada de los taladores y del crimen organizado, y han puesto carteles que dicen: “Cherán exige la presencia del Ejército”.

“No queremos más desaparecidos ni más asesinatos. Queremos regresar cada quien a nuestro trabajo y escuelas. Hemos perdido la seguridad que el Estado debe brindarnos. Dónde está el presidente y el gobierno”, dice una señora durante un mitin.

Cherán tiene cerca de 16 mil habitantes de acuerdo con el INEGI, pero los pobladores dicen que son más de 20 mil, porque hay muchos que han migrado a Estados Unidos.

Esa comunidad migrante, la que llaman “los cheranes chiquitos”, financia en parte este movimiento de resistencia, mandan dinero y víveres, y en una página de internet bilingüe (micheran.com) suben videos e información sobre el problema.

“El crimen organizado tiene infiltradas a todas las poblaciones cercanas a Cherán, incluso aquí hay halcones. No tenemos garantías de seguridad. Por eso le hemos pedido al presidente que nos dé la seguridad, que mande al Ejército, la Marina, la Policía Federal pero no han mandado a nadie”, insiste uno de los líderes.

La policía municipal tiene prohibido patrullar y ha sido disuelta, pues denuncian que son quienes protegen al crimen organizado y a los taladores. Ahora cada uno de los cuatro barrios en Cherán tiene su propia policía ciudadana que vigila las calles.

 



Ver más @Univ_Estados
comentarios
0