aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Partidos se pegan con todo en Morelos

Justino Miranda Corresponsal| El Universal
Viernes 26 de junio de 2009
Utilizan historietas, canciones y videos para descalificar en la red

CUERNAVACA, Mor.— A nueve días de las elecciones intermedias, la ciudadanía morelense atestigua una contienda política en la que los candidatos, principalmente del PRI y el PAN, intercambian acusaciones de corrupción, cooptación y de gobernar con grupos de poder.

A través de historietas, canciones y videos que hacen circular por internet, los partidos políticos buscan descalificar ante los electores a sus rivales.

Como sea, los ocho partidos con registro en Morelos (PRI, PAN, PRD, PVEM, Panal, PSD, PT y Convergencia) compiten por 33 alcaldías y 30 diputaciones, 18 de ellas de mayoría. Y como siempre, los municipios de Cuernavaca, Jiutepec, Temixco y Cuautla concentran el interés de los partidos políticos, porque ahí habitan 510 mil 250 posibles electores, de un total de un millón 286 mil 210 que comprende el listado nominal para los comicios del 5 de julio.

PRI cohesiona fuerzas

Para esta jornada, Cuernavaca —con un listado nominal de 293 mil 882 electores— vive una historia diferente a las dos últimas elecciones en las que el PAN arrasó a sus contendientes. La diferencia es que ahora el PRI logró cohesionar a sus fuerzas y aunque registró al mismo candidato de 2003 y 2006, se insertó en la inercia nacional y cobró fuerza ante la opinión pública.

La suerte para el candidato del PAN, Sergio Álvarez Mata, no ha sido del todo favorable: una camioneta de campaña cargada con propaganda política se quedó sin frenos y mató a dos niños en una colonia popular.

Luego, su coordinador de campaña, Enrique Iragorri Durán, fue grabado por una candidata priísta a regidora cuando pretendía cooptarla para fracturar la fórmula de su adversario en la capital morelense, Manuel Martínez Garrigós.

El PRI, por su parte, desató una campaña tan agresiva contra el PAN, que logró que el abanderado tricolor se convirtiera en blanco de persecución para acudir a un debate organizado por el Instituto Estatal Electoral.

Sin embargo, los comicios se realizarán en medio de una composición política actual divergente, en la que el PAN es mayoría en el Congreso estatal, con 16 de los 30 diputados. Cuando requiere el voto de las tres cuartas partes para aprobar una ley, simplemente recurre a sus afines de Nueva Alianza (2), independientes (1), PVEM (1) y Convergencia (1).

El crecimiento de Acción Nacional ha sido muestra de las riñas internas en los grupos parlamentarios de oposición. En octubre de 2006, el PAN llegó con 12 legisladores y después se le sumaron dos del PRD y dos de Convergencia.

En juego el control legislativo

Es así que el gobernador panista, Marco Antonio Adame Castillo, ha laborado en condiciones favorables, pues sus iniciativas de ley y propuestas de reformas han caminado fácilmente por el Congreso. De ahí la relevancia de la votación para diputados. Perder espacios legislativos representaría una dificultad para el Ejecutivo local a la mitad del sexenio.

Paradójicamente, la mayoría legislativa de Acción Nacional no esta representada en las 33 presidencias municipales, porque en 2006 apenas ganó siete y después logró sumar otros dos alcaldes del PRD. En este campo, el sol azteca gobierna 13 ayuntamientos, dos el PVEM, cuatro Nueva Alianza y cinco el PRI.

Sin embargo, el PAN domina la capital del estado desde 1997, cuando la ganó con Sergio Estrada Cajigal, un empresario de mecánica automotriz que derrotó nuevamente al PRI en las elecciones de 2000 bajo las siglas del blanquiazul.

Desde esa fecha jamás ha perdido ninguna de los cuatro distritos e igual número de diputaciones locales en que se divide Cuernavaca, que concentra 293 mil 882 electores, lo que significa casi 23% de la lista nominal de la entidad para la elección de presidentes municipales.

La presencia del albiazul se expandió hacia municipios conurbados a Cuernavaca, aunque en la última elección de 2006 perdió Temixco, Jiutepec y Emiliano Zapata ante el PRD y el PRI.

El presidente del Instituto Estatal Electoral, Óscar Granat, estimó una participación de 55%, aunque la intención, dice, es superar el 48.9% que se alcanzó en el proceso intermedio de 2003, y acercarse al 66.62% de participación para elegir alcaldes en 2006, cuando a la vez se sufragó para gobernador y diputados locales.

 

 



Ver más @Univ_Estados
comentarios
0