aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




De empresa de locos a negocio redituable

El Universal
Miércoles 31 de diciembre de 2008

SAN JERONIMITO, Gro.— Para muchos era un “proyecto de locos”, no redituable. Incluso, las autoridades les negaron apoyo económico, pero ahora, la reserva de iguana “Las Margaritas” es negocio y también un atractivo turístico para la Costa Grande.

Al año recibe poco más de mil visitantes nacionales y extranjeros que dejan una cooperación simbólica para mantener la Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) en la que se preservan unas 160 iguanas verdes y negras.

Las Margaritas está a cuatro kilómetros de camino de terracería desde la carretera federal Acapulco- Zihuatanejo, en la comunidad de San Jeronimito, municipio de Petatlán, y es parte de un rancho de 100 hectáreas propiedad de José Alberto García Corona.

Junto con su esposa y cinco hijos, García Corona se dedica a la conservación de iguanas.

El proyecto se inició hace 10 años, luego de que García Corona vio una pick up repleta de iguanas muertas en la carretera de Zihuatanejo. “Fui ocho años cazador, pero después de ver esa camioneta llena de iguanas sentí responsabilidad de regresar a la naturaleza”.

La reserva se inició con dos parejas, una de iguanas verdes y otra de negras. Ahora, cuenta con su hijo, Jorge Alberto García Blanco, de 29 años, un licenciado en Derecho que le soluciona los problemas legales para mantener el criadero.



Ver más @Univ_Estados
comentarios
0