aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Relleno de playa en Cancún afecta arrecifes

Adriana Varillas| El Universal
Viernes 16 de mayo de 2008
La delegación de la Semarnat informó que la construcción de estructuras de piedra y el relleno de playas realizado por el hotel Gran Caribe Real, en Cancún, carecen de permisos ambientales y amenaza la salud y vida del área arrecifal del parque marino nacional, Isla Mujeres, costa occidental, Punta Cancún y Punta Nizuc

CANCÚN, QR.— La delegación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) informó ayer que la construcción de estructuras de piedra y el relleno de playas realizado por el hotel Gran Caribe Real, en Cancún, carecen de permisos ambientales y amenaza la salud y vida del área arrecifal del parque marino nacional, Isla Mujeres, costa occidental, Punta Cancún y Punta Nizuc.

Las obras para reconstruir la playa y ganar terreno al mar frente al centro de hospedaje, consisten en un espigón de piedra (macizo en la costa del mar, para protegerla de la erosión), de 93 metros de largo, tres de ancho y 80 centímetros de altura; así como un relleno con arena de playa, con dimensiones superiores a los 150 metros de largo por 11 metros de ancho.

Hay huellas de la maquinaria pesada utilizada para dispersar la arena en el sitio.

Las obras fueron clausuradas el martes por la delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

La dependencia actuó luego de que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), ingresaran, en distintas fechas y por separado, las denuncias respectivas, ante los riesgos que representan estos trabajos para los arrecifes coralinos ubicados en la zona de Punta Cancún.

El coordinador regional de la Conanp, Alfredo Arellano, explicó que la pluma de sedimentos, fruto de los rellenos de playa hechos por el empresario, podrían provocar una mortandad masiva de los corales, al bloquear la luz o sepultarlos.

El dueño del hotel Gran Caribe Real, Fernando García Zalvidea, argumenta que tuvo que recurrir a esa medida de emergencia, porque el mar está socavando los cimientos del hotel y la ley le permite sólo emitir un aviso de inicio de obras a la Semarnat, ante tal contingencia.

El hotelero, que fue multado por la Profepa por obras no autorizadas para recuperar playas en 2006, y que tuvo que pagar más de medio millón de pesos por ello, declaró que hay otros 15 hoteles cuyos cimientos se encuentran en la misma situación, lo cual pone en peligro la fuente de empleo de unas 3 mil personas, así como a los turistas y trabajadores.

Sin embargo, ayer, el delegado de la Semarnat, Rafael Salazar, aclaró que García Zalvidea debió presentar una Manifestación de Impacto Ambiental, para que los trabajos fueran evaluados y se previnieran los impactos ecológicos que ya está generando el desprendimiento de sedimento proveniente de la colocación de arena.

Fue más allá al señalar que García Zalvidea “intenta desvirtuar la realidad legal” al señalar que sólo le bastaba con notificar a la dependencia las obras para recuperar su frente de playa.



Ver más @Univ_Estados
comentarios
0