aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




“Es un acto de discriminación; nadie tiene derecho a dividirnos”

Jesús Padilla| El Universal
Miércoles 20 de febrero de 2008

MONTERREY, NL.— Ivonne Villasana Contreras, vecina de la colonia Arboledas de la Lindavista, municipio de Guadalupe, considera que la construcción de un muro en los límites con el de San Nicolás de los Garza “revivirá la época de la Alemania dividida”.

La joven, de 25 años, añadió que “no es posible que piensen en poner un muro como en Alemania”, por lo que pidió al alcalde de San Nicolás, Zeferino Salgado Almaguer, emanado del PAN, que recapacite sobre su proyecto de muro pues todos somos mexicanos y nadie tiene el derecho de dividir a las colonias.

“Es un acto de discriminación que nos están haciendo a todos los que vivimos en (el municipio de Guadalupe). Haz de cuenta que nos están poniendo el muro de Berlín o como el de los migrantes que sufren cuando quieren pasar a Estados Unidos”, reiteró.

Consideró que la opción es contratar más policías que vigilen que no continúen los robos de los que son víctimas los vecinos de San Nicolás.

“Dicen que requieren la tapia por la ola de robos que hay en San Pedro. Haya o no haya muro, como quiera, seguirán los robos. Yo pido que recapacite el alcalde porque no se debe levantar ningún tipo de frontera”, reiteró la vecina.

La otra cara del problema

Vecinos consultados de San Nicolás aprueban la medida. Paciano Martínez, víctima de la delincuencia en la colonia Blas Chumacera, avaló que el alcalde haya decidido poner rejas y cámaras en los puentes peatonales entre ambos municipios, porque los robos son muchos.

“Está bien. Ellos (habitantes de Guadalupe) no quieren porque los delincuentes están en su casa. Ellos vienen y nos roban. Lo reportamos y llega la policía, pero no puede cruzar el arroyo pues allá es otra policía; luego los ves que se van caminando (los ladrones), como si nada, con lo robado”, añadió Martínez.

El entrevistado dijo estar cansado de la inseguridad que, en los últimos años, existe en las colonias nicolaítas aledañas a Guadalupe.

Paciano Martínez aseguró que cuando llegó ahí, hace 15 años, no había tanta delincuencia como ahora. “Antes, qué esperanzas que los muchachos, que ahorita ya tienen una familia, iban a robar”.



Ver más @Univ_Estados
comentarios
0