aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Piden a Ulises Ruiz investigar abusos

El Universal
Miércoles 25 de julio de 2007
La organización internacional defensora de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) convocó al gobierno de Oaxaca a realizar una investigación “exhaustiva e imparcial” de las denuncias sobre uso excesivo de la fuerza y detenciones arbitrarias por policías durante un enfrentamiento con manifestantes en Oaxaca

La organización internacional defensora de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) convocó al gobierno de Oaxaca a realizar una investigación “exhaustiva e imparcial” de las denuncias sobre uso excesivo de la fuerza y detenciones arbitrarias por policías durante un enfrentamiento con manifestantes en Oaxaca, el pasado 16 de julio.

“Human Rights Watch ha recibido informaciones creíbles de que la policía llevó a cabo detenciones arbitrarias, aprehendió a personas que se encontraban en sus coches y autobuses, y golpeó a detenidos”, sostiene un comunicado de ese organismo, fechado en Washington, DC.

El director ejecutivo de la División de las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, instó además al gobernador del estado de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz a que “suspenda inmediatamente del servicio” a todo aquel uniformado que se encuentre sujeto a investigación “por presuntos crímenes”, para impedir violaciones similares en el futuro.

Por recomendación de ese organismo, Ruiz Ortiz debe advertir a la fuerza pública “que el trato abusivo no será tolerado bajo ninguna circunstancia, y que los funcionarios que incurran en esas prácticas serán destituidos de sus cargos y estarán sujetos a investigaciones penales”.

HRW detalló que el 16 de julio, durante una marcha de miembros y simpatizantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca se produjo una violenta confrontación con la policía municipal y estatal.

Aquel día, especificó en su comunicado, la policía lanzó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, mientras que ambos grupos se lanzaron piedras.

“Si el gobernador Ulises Ruiz está comprometido con el mantenimiento de la ley y el orden público en su estado, debe asegurar que las denuncias de brutalidad policial sean investigadas y los responsables sancionados”, sostuvo el organismo.

Abundó que, al parecer, la policía “golpeó brutalmente” a algunos de los detenidos, quienes requirieron hospitalización.

Dentro de esos reportes creíbles que dice tener, citó el caso de Emeterio Merino Cruz, de 43 años, que “fue bajado de un autobús y arrestado aparentemente por tener tierra en las manos, lo cual la policía atribuyó a que había lanzado piedras”.

Después de varias horas bajo custodia policial, Merino Cruz fue transferido a un hospital con lesiones que ameritaron cirugía; después de una semana, aún permanece hospitalizado en terapia intensiva, reportó Human Rights Watch.

El organismo, en su recomendación al gobernador Ruiz Ortiz también se basó en las declaraciones de la propia subsecretaria de Derechos Humanos de Oaxaca, Rosario Villalobos, quien reconoció públicamente que los policías estatales incurrieron “en uso excesivo de la fuerza”.



Ver más @Univ_Estados
comentarios
0