aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Reclaman aumento salarial emergente

De los Corresponsales| El Universal
Miércoles 02 de mayo de 2007
Enfrentamientos durante las marchas en Tlaxcala e Hidalgo; en Oaxaca, donde se llevó a cabo una de las movilizaciones más numerosas, integrantes de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) aprovecharon la conmemoración para demandar la salida del gobernador Ulises Ruiz

Con motivo del Día del Trabajo, millares de trabajadores sindicalizados, principalmente maestros, telefonistas y burócratas, marcharon en distintos estados de la República para demandar la derogación de la recién aprobada Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) e incremento salarial emergente.

En Oaxaca, donde se llevó a cabo una de las movilizaciones más numerosas, integrantes de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) aprovecharon la conmemoración para demandar la salida del gobernador Ulises Ruiz.

En Chiapas, los maestros criticaron la política neoliberal del presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, e informaron que hasta el momento más de 270 mil personas han recurrido al amparo, en forma individual, contra las últimas modificaciones al régimen de pensiones y jubilaciones del ISSSTE.

Los contingentes más numerosos fueron los del SNTE en Oaxaca y Chiapas, los que a su vez solicitaron un incremento salarial emergente.

Conatos de violencia se reportaron en Tlaxcala e Hidalgo. Maestros agremiados a las secciones locales del SNTE se enfrentaron con los profesores disidentes adheridos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), pero en ningún caso hubo heridos graves.

En cada entidad los trabajadores expresaron exigencias inherentes a sus autoridades locales. En Oaxaca, por ejemplo, se insistió en la renuncia del gobernador Ulises Ruiz y en la liberación de lo que ellos consideran "presos políticos".

Maestros de la sección 22 del SNTE y miembros de la APPO recuperaron ayer el zócalo de la capital oaxaqueña, que el año pasado mantuvieron tomado por casi medio año. "En el marco de la celebración del Día Internacional del Trabajo, volvimos al zócalo, centro de la resistencia popular, y reafirmamos nuestra exigencia para que renuncie el gobernador Ulises Ruiz Ortiz", declaró el vocero de la APPO, Cástulo López.

Según estimaciones de las autoridades locales, la columna de sindicalizados alcanzó en la ciudad de Oaxaca hasta cinco kilómetros de longitud, por lo que se estimó la asistencia de más de 50 mil personas.

"Demandamos la liberación de los recursos para la rezonificación salarial, la libertad de los presos políticos y la devolución de 227 escuelas tomadas por los charros", urgió el secretario de Prensa de la sección 22, Daniel Rosas Romero.

El año pasado, maestros oaxaqueños pararon labores durante cinco meses, en demanda de la rezonificación salarial. El zócalo fue el principal refugio de las protestas, pero fueron desalojados por la Policía Federal Preventiva el 29 de noviembre.

Seis meses después, los appistas y los profesores, apoyados por la Federación de Sindicatos y Organizaciones Democráticas de Oaxaca (FSODO) y burócratas estatales, volvieron a pisar el zócalo, para protestar por la reducción del aguinaldo.

En el norte

En Chihuahua, cientos de maestros de la sección 8 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, telefonistas, trabajadores de maquiladoras, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y jornaleros agrícolas, hicieron suya la frontera norte para exigir al gobierno federal y al Congreso de la Unión que deroguen las últimas reformas a la ley del ISSSTE.

Los profesores anunciaron que hoy miércoles partirán caravanas de vehículos desde diversas ciudades hacia la capital de Chihuahua, para presentar amparos en un juzgado federal, con lo que se recurrirá a la vía jurídica contra las modificaciones a esa legislación.

La presidenta del SNTE, Elba Esther Gordillo Morales, fue calificada como "lideresa de papel".

Tres figuras de ella fueron quemadas en plena vía pública en Chihuahua, en repudio a su estrecha relación con el ex presidente Vicente Fox y al panismo nacional.

Se lían a golpes

En Pachuca, Hidalgo, unos 40 mil trabajadores participaron en la marcha del Día del Trabajo. Con gritos y pancartas expresaron su rechazo a las reformas al ISSSTE.

Ahí mismo, integrantes del SNTE y de la CNTE protagonizaron al menos tres conatos de enfrentamiento; menos de una decena fueron víctimas de golpes que no ameritaron una atención médica especial.

El líder local del Sindicato Mexicano de Electricistas, Luis Espinosa, informó que este gremio no convocará a ningún paro laboral, pero adelantó que respaldará incondicionalmente al gremio del ISSSTE si su dirigencia lo solicita.

En la ciudad de Tlaxcala, integrantes del Movimiento de Bases Magisteriales (MBM) y profesores de la sección 31 del SNTE también se enfrentaron a golpes, con un saldo de dos heridos leves.

El choque entre ambos grupos se suscitó en el centro de la ciudad, luego que los del MBM, agrupación disidente, intentaron bloquear la marcha de la contraparte.

Los heridos fueron Demetrio Rivas Corona y Guadalupe Mata, secretario de créditos y secretaria técnica "A" de la sección 31.

En Michoacán, poco más de 30 mil trabajadores, de casi 50 organizaciones sindicales, paralizaron la ciudad de Morelia por seis horas. Los conductores tuvieron que buscar rutas alternas para llegar a sus destinos. (Con información de G. Altamirano, A. López, F. Martín, M. Peters, M. Hernández, D. Mota, L. Cano y B. Galindo)



Ver más @Univ_Estados
comentarios
0