aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Buscan aniquilar a los Valencia

Ulises Zamarroni y Jaime Márquez/Corresponsales| El Universal
Lunes 28 de noviembre de 2005
Al menos han muerto 13 integrantes de la familia. En 2002 comenzó la ola de violencia en Michoacán por el control del tráfico de drogas entre los cárteles del Milenio y del Golfo

GUADALAJARA, Jal.- En dos hechos distintos, uno el 21 de abril de 2003 y otro el pasado 20 de noviembre, 13 miembros de la familia de los Valencia cártel del Milenio murieron ejecutados en Jalisco y en Michoacán, de acuerdo con reportes de las procuradurías de ambos estados.

Según información de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Michoacán (PGJEM), el 21 de abril de 2003 fueron ejecutados seis integrantes de los Valencia en el municipio de Los Reyes.

A su vez, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco (PGJEJ) reportó que siete integrantes de los Valencia fueron ejecutados el pasado 20 de noviembre en los municipios de Mazamitla y Tizapán el Alto.

Además, tanto en Michoacán como en Jalisco han resultado heridos en hechos vinculados con el crimen organizado decenas de familiares e integrantes del citado cártel.

Según información de la PGJEM, en febrero de 2002 inició la ola de violencia que actualmente se vive en Michoacán por el control del tráfico de drogas entre los cárteles del Milenio, encabezado por Armando Valencia Cornelio, preso en el penal federal de máxima seguridad de La Palma, estado de México, y el del Golfo, comandado por Osiel Cárdenas Guillén, recluido también en ese mismo penal federal.

En ese año, la ola de ejecuciones y violencia entre ambos cárteles inició el 17 de febrero, cuando en la ciudad de Morelia un comando de cuatro sujetos armados con rifles de asalto AK-47 y AR-15, a bordo de una camioneta tipo Grand Cherokee blindada color negro, disparó 64 balazos contra seis tripulantes de una camioneta Suburban, presuntos integrantes del cártel del Milenio.

En este hecho murieron tres personas y resultaron lesionadas otras tres, entre ellas Román Caballero Valencia, contra quien iba dirigido el ataque, informó el entonces procurador de Justicia estatal, Jesús Melgoza Radillo.

Tras ese ataque y hasta la fecha, en decenas de operativos de policías municipales, estatales, ministeriales y federales, han sido asegurados en Michoacán miles de cartuchos, explosivos plásticos, granadas, lanzagranadas, rifles M-60, NHK-91, mp5, AK-47 y AR-15, equipados con mira telescópica y silenciador; además de vehículos blindados, scanners con frecuencias de radios de corporaciones de seguridad municipales, estatales y federales y millonarias cantidades de dólares.



Llevan disputas a Jalisco

Los atentados más importantes contra la familia Valencia e integrantes del cártel del Milenio acaban de ocurrir este año.

La madrugada del pasado 1 de agosto explotaron dos granadas de fragmentación en el palenque El Carril, en el conurbado municipio de Tonalá.

La Procuraduría General de Justicia del estado informó que en el hecho murieron cuatro personas, entre ellas Saúl Díaz Oseguera, de 52 años de edad, alias El Cangrejo , originario de Aguililla, Michoacán, y presunto operador del cártel de los Valencia.

El entonces procurador de Justicia estatal, ahora secretario de Gobierno de Jalisco, Gerardo Octavio Solís Gómez, confirmó que entre las 99 personas incluidos los lesionados que declararon sobre estos hechos, había nueve de apellido Valencia, todos originarios de Michoacán, contra quienes presuntamente iba dirigido el ataque. No hubo detenidos.



Multiejecución

La más reciente multiejecución en contra de integrantes de ese cártel michoacano ocurrió el 20 de noviembre pasado. La Procuraduría reportó que en los municipios de Mazamitla y Tizapán el Alto, colindantes con el estado de Michoacán, fueron localizados los cuerpos de 10 hombres asesinados. Todos presentaban el tiro de gracia.

De ellos, seis se apellidaban Valencia. Y entre éstos estaban: José Valencia Chávez, padre de Ramiro, Guadalupe y Gustavo Valencia Andrade. Otro de los ejecutados era cuñado de los hermanos Valencia Andrade.

Los cuerpos de los Valencia fueron identificados por la hija y hermana de las víctimas, Nancy Araceli Valencia Andrade, 23 años, quien declaró como su residencia la calle Fedor Dostoievski, en la colonia Lomas Altas, en Zapopan, Jalisco, con sus dos hermanos Guadalupe y Ramiro, ahora muertos.

El pasado 23 de noviembre, el procurador de Justicia de Jalisco, Salvador González de los Santos, informó que hay indicios de que las ejecuciones ocurrieron en Jalisco, en los límites con Michoacán, y que dos personas fueron detenidas por su presunta participación en los hechos.



Prevén más vigilancia

Salvador González de los Santos aseveró que la Procuraduría General de Justicia de Jalisco cruza información con el gobierno de Michoacán para determinar qué acciones tomarán para incrementar la vigilancia en los límites entre ambos estados.



Ver más @Univ_Estados
comentarios
0