aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Denuncian desaparición de personas en Jalisco

Raúl Torres/ corresponsal| El Universal
20:57Guadalajara | Miércoles 20 de mayo de 2015
Familiares de personas que vivían o trabajaban en el municipio de Villa Purificación denunciaron que luego de la caída del helicóptero que formaba parte de la Operación Jalisco no han tenido noticias de sus parientes

Después de denunciar públicamente la desaparición de varias personas tras el inicio de la Operación Jalisco, en el municipio de Villa Purificación, un grupo de cinco familias acudió la mañana de este miércoles en la delegación de la PGR en el estado para intentar dar con el paradero de sus parientes, sin embargo, ahí se les informó que tendrían que acudir directamente a las oficinas de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) en Ciudad de México.

Rosa Mondragón Serrato, esposa de Juan Antonio Gaona de la Mora, a quien no logra encontrar desde el 2 de mayo, indicó que ese día recibió una llamada telefónica: "era la voz de un hombre que vio cuando me lo abatieron los militares en Villa Purificación, ya imaginará lo que yo sentí cuando me dieron esa noticia; he andado por todos lados, él trabajaba en las minas de Villa, desgraciadamente estuvo en el lugar equivocado".

Asegura que el 4 de mayo llegó a Villa Purificación y logró llegar hasta un campamento de militares ubicado cerca de donde cayó el helicóptero de la Fuerza Aérea donde apilaban aproximadamente 40 cuerpos: "Allá abatieron a mucha gente (...) ese día que yo me pude arrimar, no me dejaban arrimarme y me dijeron que si no me iba, me iban a detener, ellos los relacionan (con el Cártel Jalisco Nueva Generación) pero no tienen pruebas; me dijeron que todos los que estaban ahí se los iban a comer los perros y los zopilotes... ¡pero si son seres humanos!".

Los soldados la obligaron a retirarse y le dijeron que fuera al Ministerio Público de El Grullo, en donde la mandaron al Ministerio Público de Autlán, donde tampoco encontró nada; así, en su andar de una oficina en otra se topó con otras personas en su misma situación y decidieron ir al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) en Guadalajara para preguntar.

"Nos dijeron que los cuerpos estaban irreconocibles y que sólo con pruebas de ADN podríamos identificarlos (...) el lunes se hicieron las pruebas y nos dijeron que ahorita nos las iban a dar, pero yo espero en Dios que no sea él, tengo cuatro hijos", señaló la mujer, entrevistada a las a las afueras de la PGR.

Después de horas de espera, el delegado de la dependencia en Jalisco, Raúl Martínez Hernández, les dijo que no sabía nada del caso y los remitió a la Ciudad de México.

Oficialmente, tras los hechos del primero de mayo murieron 16 personas (un agente de la Fiscalía de Jalisco, 8 militares y 8 presuntos delincuentes) y el 4 de mayo el fiscal del estado, Luis Carlos Nájera, confirmaba esa información: "El personal federal estuvo trabajando en la zona donde fue el incidente (el derribo del helicóptero), estos 9 muertos los trasladan aquí a Guadalajara y se suman a los 7 que teníamos".

Al respecto, el abogado Javier Díaz, quien acompaña el caso de estas familias, se pregunta porqué los cuerpos que están en el IJCF están en avanzado estado de descomposición y advierte que eso abre muchas dudas.

"Hay versiones de que hubo ejecuciones extrajudiciales allá arriba y que se torturó a los que quedaron vivos, hay gente que dice que se les dio el tiro de gracia, pero por el estado de descomposición en que están van a decir que no se pueden determinar las causas de muerte (...) yo creo que lo hicieron así para ocultar algunas evidencias", indicó.

Por lo anterior -explicó el abogado- se interpuso un amparo ante el Juzgado Quinto de distrito y quedó radicado en el expediente 666/2015; además hay una denuncia ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos bajo el folio 46885/2015.



Ver más @Univ_Estados
comentarios
0