aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Cué paga nómina inflada a maestros de la CNTE

Lupita Thomas Quadratín| El Universal
04:00Miércoles 14 de enero de 2015
Con ayuda de marros, integrantes del SNTE destruyeron algunas de las cmaras de viodeovigilancia col

VANDALISMO. Con ayuda de marros, integrantes del SNTE destruyeron algunas de las cámaras de viodeovigilancia colocadas en la ciudad de Oaxaca. (Foto: ARTURO PÉREZ. CUARTOSCURO )

La plantilla de maestros en Oaxaca está inflada, pues mientras la cifra oficial de la SEP es de 67 mil 408 docentes, la Sección 22 de la Coordinara Nacional de Trabajadores de la Educación perteneciente al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación tiene un registro de 81 mil empleados, es decir, 13 mil 592 trabajadores más

[email protected]

Oaxaca.— Con un desfase de 13 mil 592 trabajadores en la plantilla magisterial en el estado, integrantes de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) radicalizaron las acciones para protestar contra la nueva modalidad de pago y el cambio de institución bancaria para recibir su salario.

De acuerdo con la cifra oficial de la Secretaría de Educación Pública (SEP), la nómina está integrada por 67 mil 408 docentes, mientras que la Sección 22 —también pertenecientes a la Coordinara Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)— tiene un padrón de 81 mil empleados.

Ayer por la mañana, el gobernador Gabino Cué aseguró que “a ningún maestro se le va a dejar de pagar, a ningún maestro se le va a pagar menos, simplemente son detalles que se tienen que ir corrigiendo por el cambio que se dio”, en referencia a la reforma educativa, aprobada en 2014, en la que se establece —entre otras acciones— el pago a los maestros de todas las entidades a través de federación.

Por la tarde, se reunió en la ciudad de México con funcionarios de la Secretaría de Gobernación (Segob) y miembros de la Comisión Política de la disidencia magisterial, encabezados por el subsecretario de Gobierno, Luis Enrique Miranda, así como Francisco Villalobos y Rubén Núñez, dirigentes de la Sección 22.

Al cierre de esta edición, seguían en reunión privada en las instalaciones de la dependencia dialogando sobre la nómina magisterial, pago de cuotas y apertura de plazas.

Las protestas iniciaron el viernes pasado, luego de que la SEP emitió los pagos de la segunda parte del aguinaldo del magisterio con base en la plantilla federal —que no incluye a los más de 13 mil profesores—, para lo cual cambió de banco, lo que generó las movilizaciones de los maestros disidentes, quienes incluso —el sábado— bloquearon los aeropuertos de la ciudad de Oaxaca y Huatulco; en el primero, entraron a las pistas de aterrizaje y realizaron pintas.

Ayer, se incrementó el nivel de vandalismo: destruyeron el sistema de videovigilancia en Oaxaca, robaron un camión de bomberos, golpearon a un chofer de un autobús de transporte público y tomaron gasolineras.

Armados con marros y una grúa de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), los maestros disidentes destruyeron algunas cámaras de seguridad en la ciudad de Oaxaca, como parte de las medidas de presión previas a la reunión en la Segob, para revisar el pago de la segunda parte del aguinaldo.

En el Valle Central, destruyeron un semáforo en el crucero de la calzada Héroes de Chapultepec y avenida Juárez, conocido como Fonapas.

Otro grupo de profesores bloqueó la gasolinera de Cinco Señores y uno más se trasladó a la subestación Sur del Cuerpo de Bomberos, en donde robaron un camión que se utiliza para el auxilio de la sociedad.

El director del Cuerpo de Bomberos en Oaxaca, Manuel Maza, explicó que ingresaron de manera violenta unos encapuchados; dos mujeres bomberas que se encontraban en la cabina fueron agredidas. “Unos 30 cobardes encapuchados encararon al resto del personal que se encontraba en el aula recibiendo capacitación y la amenaza fue que se llevaban el vehículo por la buena o a garrotazos”, mencionó.

Hasta las 20:00 horas ninguna autoridad había intervenido para evitar estos actos vandálicos.

En los seis sectores de la región Istmo de Tehuantepec tomaron centros comerciales como parte de las protestas; mientras, también en la ciudad de Oaxaca, integrantes de la Sección 22 golpearon al conductor de un autobús urbano al negarse a entregar el vehículo, cuando le pidieron bajar a los pasajeros de su unidad y dárselas.

Algunos ciudadanos se inconformaron por la actividad sindical de los profesores y los encararon para rechazar este tipo de acciones, sin que llegaran a enfrentarse.

Ley sin armonizar.— Aún con la reforma educativa, que establece la rectoría del gobierno federal del magisterio en las entidades, en Oaxaca sigue una doble negociación y el acompañamiento del gobierno del estado a la Sección 22 en la lucha sindical.

El gobierno de Oaxaca ha avalado varias peticiones del magisterio disidente, a través de minutas firmadas con funcionarios estatales, y se han reconocido los logros de este sector sin especificar número de plazas, horas-clase u otros datos que sirvan de base para establecer cuál es la situación real del magisterio oaxaqueño.

Lo mismo ocurre con el presupuesto para educación, que se ha manejado a discreción y, ni en entrevistas o páginas de transparencia del gobierno, se pueden conocer los montos a pagar.

Los rubros que aparecen son, por ejemplo, “convenios de descentralización” que de enero a abril de 2014 consideró un presupuesto de 796.5 millones de pesos, aunque esto no es el total del presupuesto destinado.

De esa manera, la Sección 22 ha señalado que hay 81 mil maestros en Oaxaca, mientras que la SEP reconoce sólo a 67 mil 408 docentes.

La información de Oaxaca publicada en el Sistema de Información y Gestión Educativa (Siged) tiene datos estadísticos de 2013, en los que no aparecen más de 13 mil maestros.

En el apartado “docentes” de la página oficial del Instituto Estatal de Educación Pública (IEEPO) no existe información, sólo hay un muñeco con la leyenda “sitio en construcción… disculpe las molestias”.

La falta de un dato oficial se debe, en parte, al rechazo de la Sección 22 por proporcionar información en el censo que se levantó en 2014, que se ha negado a entregar en tanto no esté armonizada la ley educativa. El censo y el plantilleo son herramientas de la nueva reforma educativa, ya que de ahí derivarán los pagos que asumirá a partir de enero el gobierno federal, que en el caso de Oaxaca hubo una prórroga por carecer de información completa.

jram



Ver más @Univ_Estados
comentarios
0