aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




¿Las fuerzas del mal contra Harry Potter?

Blanca Sandra Meneses| El Universal
Miércoles 24 de marzo de 2010
Se incendia el castillo Hogwarts, un doble cae de la escoba y se queda parapléjico, asesinan a uno de los actores y acusan de plagio a la escritora J.K.Rowling. ¿Será que alguien maldijo al mago más famoso del mundo?

[email protected]

Lo único que faltaba en el mundo mágico de Harry Potter era que Hogwarts desapareciera… y así sucedió. Hace unos días, durante la filmación de la escena de la batalla final entre Lord Voldemort y Harry un mal manejo de los efectos especiales provocó un incendio en el set de Las reliquias de la muerte, la última entrega de la saga escrita por J.K. Rowling.

¿Acaso se trata de una más de las maldiciones que parecen perseguir a esta historia que comenzó hace justo 13 años? Con la aparición del primer libro, Harry Potter y la piedra filosofal se desató una locura por este personaje, que recauda ganancias millonarias entre libros, películas y mercancía relacionada. Pero antes del lanzamiento de la saga y durante el rodaje de las películas han sucedido eventos que parecen maldiciones lanzadas por el villano de la saga, Lord Voldemort, el mago, que le hace la vida imposible a Potter.

Hechizo depresor para Rowling

Joanne Kathleen Rowling no se cansa de decir que sufrió de depresión y que llegó a pensar en el suicidio. “Estamos hablando de pensamientos suicidas, no estamos hablando de ‘me siento un poco miserable’”, ha dicho la autora británica de 44 años. Lo único que la sacó adelante fue su hija Jessica Isabel, y claro, después el éxito de sus libros del niño mago, cuya historia tomó forma, como es sabido, mientras viajaba en tren hacia Londres. Tras su divorcio, Rowling se estableció en Edimburgo, donde terminó el manuscrito pero no tenía trabajo y vivía de la ayuda del Estado a los desempleados.

“Definitivamente he tenido tendencia a la depresión desde una edad temprana”, dice Rowling, quien también ha enfrentado acusaciones de plagio, la última fue apenas en febrero.

La primera muerte de Dumbledore

Antes del final de Albus Dumbledore, director de Hogwarts, en la sexta parte de la saga (El misterio del príncipe), hubo una primera muerte para el entrañable profesor, y fue la del actor que lo encarnó en las dos primeras películas: Richard Harris, recordado por la cinta Un hombre llamado caballo (1970). El actor irlandés se integró a la saga luego de los ruegos de una de sus nietas, pues siempre reconoció que no había leído los libros. El Dumbledore de Harris era brillante, pero delicado, cortés y sereno, como el de los libros de Potter. Michael Gambon, el actor que los sustituyó hace a un Dumbledore más intenso.

Richard Harris murió en 2002 a los 72 años, a pocos meses del estreno de la segunda película de la saga, La cámara secreta, porque padecía la enfermedad de Hodgkin, un tipo de linfoma maligno.

La caída de la escoba

A lo largo de la saga, Harry Potter cae varias veces de la escoba mientras juega quidditch, el deporte de los magos. La caída más grave le sucede en la segunda película, La cámara secreta, pero gracias a los cuidados de la señora Pomfrey, la enfermera de Hogwarts, se recupera. En la vida real salir adelante de una situación así no es cuestión de magia: el 29 de enero de 2009, el actor que doblaba a Daniel Radcliffe, quien encarna a Harry Potter, cayó durante la primera etapa del rodaje de Las reliquias de la muerte. La última entrega se dividió en dos películas a fin de abarcar los momentos más importantes de la historia del libro.

El doble de Radcliffe se encontraba suspendido en el aire con un arnés cuando la fuerza de una explosión simulada lo lanzó al vacío. Al principio se pensó que era una lesión medular, pero el diagnóstico final fue terrible: el actor, de quien nunca se reveló el nombre, quedó parapléjico.

Harry se desnuda

Daniel Radcliffe no quiere estancarse como el eterno aprendiz de mago adolescente, y para demostrarlo en 2007 protagonizó la polémica obra Equus, en la que realizó un desnudo integral.

Antes del estreno de la obra se especuló que Warner, productora de las películas de Potter, sacaría al actor de la saga porque la imagen del personaje de Rowling no concordaba con la de Alan Strang, el joven que en Equus tiene fantasías sexuales con caballos.

Al final no se hizo el cambio, pero el alboroto entre los fans a favor de que Daniel permaneciera en el papel de Potter fue tal que al parecer Warner prefirió conservarlo. Y la productora hizo lo correcto porque este joven inglés de 21 años le ha redituado ganancias enormes. Radcliffe es el actor joven más rico del mundo.

Muerte y droga en el mundo “muggle”

En mayo de 2008 un asesinato nubló la magia del universo potteriano: el joven actor Robert Knox, Marcus Belby en la sexta película de la saga, fue asesinado a la salida de un pub en Londres, cuando intentó defender a su hermano, dos años menor que él, del ataque de un joven de 21, que lo amenazaba con dos cuchillos.

Knox sólo tenía 18 años y un papel breve en El misterio del príncipe, pero la reacción de los fans, nuevamente, reveló el arraigo que la obra de J.K. Rowling tiene en el gusto popular: cientos de admiradores depositaron flores afuera del bar donde sucedió la riña que le costó la vida al joven Robert Knox.

Alguien más conocido, Jamie Waylett, quien hace al joven villano Vincent Crabbe, fue arrestado por posesión de marihuana el 13 de noviembre de 2009.

El actor iba en su auto con un amigo, pero unos agentes lo detuvieron al verlos en actitud sospechosa. Al registrar el auto encontraron ocho bolsas de marihuana, por lo que detuvieron a ambos chicos. Pero la sopresa mayor fue cuando la policía cateó la casa del actor, pues hallaron 10 plantas de marihuana bajo potentes reflectores de luz.

Waylett salió de la cárcel bajo fianza y Warner no hizo escándalo; el personaje del actor ya no aparece en las dos últimas películas de la saga, a pesar de que en el libro sigue hasta el final.

 



Ver más @Univ_espect
comentarios
0